Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.720 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.140 Miembros | 19.615 Autores | 100.341 Relatos 
Fecha: 16-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Voyeur Por Error

relatosmilord
Accesos: 53.674
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 41 min. ]
 -   + 
Relato Voyeur filial / Un joven recibe por error un whats app con fotos de su madre teniendo sexo Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Me llamó Damián, vivo en la capital de una provincia muy importante de mi país, voy al secundario como cualquier chico de mi edad, soy hijo único, mi papá se llama Miguel, tiene 42 años y es gerente de una sucursal de un Banco muy importante, mi mamá Elsa 37 años y es enfermera, lamentablemente ellos se divorciaron muy recientemente, ya que mamá contó que lo enganchó a papá con otra mujer, desde ese momento las cosas entre ellos quedaron muy mal y todo el amor que se tuvieron tiempo atrás hoy en día se transformó en odio, pero no un odio cualquiera como quien dice odio los días nublados, sino en un odio visceral, se hablan lo justo y necesario siempre y cuando sea concerniente a mí.

Mi relación con papá sigue siendo buena, aunque no me gustó para nada lo que hizo con mamá porque no se merecía eso, sigue siendo el mismo padre bueno y comprensivo que fue siempre y para alterar lo menos posible mi vida, el nos dejó la casa y decidió mudarse cerca a un pequeño departamentito alquilado para seguir viéndome todos los días.

En lo que respecta a mamá, a diferencia de papá, tiene un carácter fuerte, para ella es todo blanco o negro, en casa siempre ella impuso las reglas y mi viejo era mi compinche que me defendía siempre que me mandaba alguna macana, que fueron varias jajaja. Ella es petiza mide unos 1,65 altura, morocha de pelo largo hasta un poco más bajo de los hombros, ojos miel, contextura normal (ni flaca ni gorda), busto pequeño pero bien formado, piernas hermosas y una cola muy pronunciada que llama la atención a cualquier lado que vaya, redonda y bien parada, descomunal diría yo. Antes del divorcio siempre vestía jeans, remeras y zapatillas de lona, o el uniforme blanco de enfermera, que cuando llegaba del trabajo le daba pereza quitárselo y hacia los quehaceres de la casa con el ambo puesto. Pero con el divorcio cambió su forma de vestir, Mariza su amiga y compañera de trabajo le insistió hasta el hartazgo a que lo hiciera, que se vista más sexy para atraer algún hombre preferente con plata y darles celos a mi viejo.

Mariza nunca se llevó bien con papá y el divorció le vino como anillo al dedo para actuar de “picaseso” contra él, le presentaba cuanto hombre conocía, ya fuera compañero de trabajo, paciente, amigo de ella, vecino del barrio o pasara por la puerta.

Los hechos que motivaron este relato, pasaron al otro día de Navidad.

Papá me regaló un celular de última generación, para reponer el que me robaron y para no sacar una nueva línea me entregó su chip, porque el banco le entrego un celular de la flota, con chip y todo. Como prefería no hablarse con mamá me expresó que a ella le informe yo de los cambios, que le diera su nuevo número y le dijera que el viejo era ahora mío. Así lo hice, pero cosas que pasaron días después me hicieron darme cuenta que mamá no anotó el número nuevo de papá, o sea que el viejo lo tenía agendado dos veces, bajo el nombre de él y otro con el mío.

Dos días antes de Año Nuevo, mamá me dijo que iba a salir con un amigo que le presentó Mariza y de paso a estrenar unos zapatos taco aguja negros con plataforma que ella le había regalado; Me pidió que me porte bien en casa, que no haga lío y me acueste temprano.

Cuando vino a mi habitación para despedirse me dejó duro como una de piedra, llevaba puesto una blusa blanca, sin corpiño, ajustada al cuerpo que le marcaba los hermosos pezones, calzas engomadas negras pudiendo notar que debajo tenía una tanga cola less muy chiquita y los zapatos que le regaló la amiga eran altísimos, elevando su altura más de diez centímetros, estaba muy maquillada resaltando sus carnosos labios pintados de rojo carmesí muy brilloso, llevaba el pelo peinado con gel todo hacía atrás y un rico perfume.

Como observó que no le sacaba los ojos de encima, me preguntó:

- ¿Me veo bien? Decime la verdad Damy

- Si má, te ves espléndida

- ¡Gracias!

Tenía muchas ganas de decirle que se vía muy putita, pero seguramente me hubiera comido un cachetazo y una penitencia de por vida.

Cuando me abrazó para darme un beso, noté sus duros pezones apretando mi pecho, provocándome una erección de campeonato en ese mismo instante.

La sorpresa me la llevé tipo dos de la madrugada, estaba jugando con la play cundo sonó mi celular y vi un mensaje de whatsapp de mami, lo abrí y apareció una foto de ella chupando una flor de pija, muy grande y terriblemente gorda, con un glande que asustaba, pensé que era alguna broma que me estaba haciendo alguien con un fotoshop, pero no, la imagen tenía un mensaje en su parte inferior que decía “Hijo de puta mirá lo bien que la estoy pasando sin vos”.

Como a los quince minutos otra foto en donde ella estaba completamente desnuda siendo penetrada por esa monstruosa verga, el mensaje esta vez decía “Me conseguí un macho con buena pija, no como la mierdita que tenés vos”.

A la hora y media me llegó la mejor foto de todas, mamá con el culo en pompa siendo culeada por ese animal y el mensaje rezaba “A esta verga si le entrego el orto, vos te quedaste con las ganas”.

Y pasadas las cuatro de la madrugada la última foto, ella tenía toda la cara llena de semen y el mensaje era “¿Dónde vas a conseguir alguien que la chupe mejor que yo?”.

No hace falta contarles que me clavé con esas fotos como cinco pajas al hilo, me producían una excitación jamás vivida.

Mamá regresó a eso de las seis de la mañana, muy borracha, despeinada, con el maquillaje corrido y oliendo a cigarrillo, me saludo sin preguntarme que hacia a esa hora todavía levantado y se acostó.

Se levantó a la tarde, ella no mencionó nada y ahí fue donde caí en cuenta del error de agenda de su celular, ella pensaba que esas fotos se las había mandado a mi viejo. Obviamente a partir de ese momento hice todo lo posible para que no se dé cuenta de la equivocación y recé a todos los dioses para que se volviese a repetir lo de las fotos.

A los pocos días me anunció que esa noche volvía a salir con Mario, diciéndome por primera vez el nombre de su amante.

Le pregunté a que se dedicaba él y me dijo que trabajaba en la parte de mantenimiento del hospital.

Ansiosamente esperé toda la tarde a que llegase la hora y saliera a su cita.

Aproximadamente a las diez de la noche sonó el timbre de casa y a la puerta apareció un sujeto horrible, más de 1,90 de altura, pelado a lo Larry de los 3 Chiflados, cara larga, nariz de gancho, mentón cuadrado prominente, muy flaco, llevaba remera y los brazos eran huesudos, y las manos grandes y rusticas, en síntesis daba miedo.

Me dijo que se llamaba Mario y que mamá lo estaba esperando, al saludarlo estrechándole la mano, casi me la arranca de tanta fuerza que tenía.

Lo hice pasar a la sala y ambos nos sentamos a esperar a mamá que había anunciado que bajaba (los dormitorios se ubican en la planta superior).

Ella bajó dejándonos a los dos con la boca abierta y la (pija parada), vestía una pequeña musculosa verde de tela elástica sin breteles (ni corpiño) y una minifalda tableada de jeans IN FAR TAN TE muy cortita terminando antes del nacimiento de los muslos, no llegando a cubrir la totalidad de sus nalgas, sandalias de plataforma de corcho muy altas, con tiras que daban dos vueltas arriba de sus tobillos, llevaba tanto las uñas de las manos como las de los pies pintadas de rojo sangre, iba muy maquillada y con el pelo suelto.

Nos saludó a ambos con un beso y me presentó a él, cuando estaban saliendo el tipo le dió una palmadita en la cola levantándole algo la minifalda dejándome apreciar que no llevaba tanga.

¿Cómo era posible que con una pollera tan corta no usara bombacha?

Subí a mi habitación y por más que las ganas de masturbarme me desbordaban, no quería tocarme, orando que el odio a mi padre hiciera que me mandara más fotos.

No sé si tengo que agradecer a Buda o a Shiva, pero tipo tres de la madrugada recibí una foto sin mensaje de mamá cabalgando a Mario con la remera baja y con la mini puesta.

Casi una hora más tarde entró a mi celular otra foto, con un primer plano de ella que estaba sumamente provocativa con dos pijas en la boca y un mensaje que decía “¿Te querés matar no? La mujer que te perdiste”.

Observar a mamá mamando a dos hombre me hizo correr sin tocarme, me llenó de morbo y para nada me enojó, al contrario me calentó más que lava de volcán.

No sé cuanto tiempo pasó hasta que entró una foto de mamá totalmente desnuda acostada de costado, chupando una pija y el otro tipo cogiéndola de atrás.

Desbordado de locura y excitación, fui hasta el teléfono de linea para llamarla a su celular con una excusa absurda, tardó en contestarme, pero cuando lo hizo se la escuchaba con la voz ronca y le patinaban las palabras, indicándome que estaba alcoholizada, cuando me hablaba lo hacia entrecortado, la muy hija de puta no paró de coger mientras hablaba conmigo y eso provocó que eyacule de nuevo. De fondo se escuchaba:

- Mierda, que ojete que tenés turra… te vas a ir de acá renga y con el culo abierto…

Mamá no podía contener sus gemidos al tiempo que conversábamos, estaba como ida, decía cosas como:

-Siiii papi rompeme toda, llenenme de de leche… estoy con el culito paradito para ustedes… soy su puta… ohhhhhhhhhh… por favor que pijas que tienen… no voy a poder… me duele pero esto es hermooooooooso… las tengo las dos duras adentro miooooooo…

Del pedo y del ajetreo sexual, ella se olvidó que me tenía a mí al teléfono y lo dejó por ahí, permitiéndome escuchar todo lo que pasaba en ese lugar. Por desgracia mi línea era con tarjeta y se acabó el crédito rápidamente, a los quince minutos, pero ese tiempo fue el mejor de mi vida.

Luego de incontables pajas me quedé dormido y cuando desperté ella ya estaba en su cuarto dormida.

Por la tarde ella se levantó y me pidió que le prepare un café mientras se duchaba, al regreso me preguntó:

- ¿Vos me llamaste anoche?

- Ehhh… si má, pero fue para avisarte que se había cortado la luz en casa, para que no te asustaras si al llegar encontrabas todo apagado y si no estabas en camino para que no te apresuraras en volver.

- Ahh, ¿Y todo bien? ¿Pasó algo?

- Si, que ni bien te avisé me quedé sin crédito en el celular, quedó muerto.

- Ufff, menos mal…

- ¿Menos mal de que má?

- Menos mal que me alcanzaste a avisar… bueno para darte las gracias te compró crédito más tarde…

Por suerte papá en esos días salía de vacaciones con su novia, tenía unos días más para ella no se percate del error.

El sábado siguiente, mamá organizó una cena en casa aprovechando que ella y su amiga tenían franco.

A la comida cayó Mariza con el hombre que Mario compartió a mamá y lo presentó como su novio.

¿Cómo pude ser tan tarado de ver esas fotos y no pensar que si ellos estaban ocupados cogiendo no se las pudieron tomar? ¡Fue Mariza! Ella sacó las fotos.

Al rato llegó Mario y la cena pasó sin pena ni gloria, pero con la noticia que mamá lo invitó a dormir en casa. Al escucharla me preparé para pasar la noche en vela.

Una vez que se marchó la amiga con su pareja, los tres levantamos la mesa, luego pregunté dónde iba a dormir él y los dos me miraron como asombrados.

- Conmigo, en mi cuarto… obviamente

Me contestó tajantemente. Le hice compañía al tipo mientras tomaba una copa y mamá dijo que iba a cambiarse, apareciendo al rato descalza con un camisón rosa muy cortito, transparente, que me dejaba ver una tanga del mismo color tipo hilo dental y los pezones bien erectos.

Sin mediar palabra, ella se lo llevó al cuarto tomándolo de la mano y yo me fui a mi cuarto; caminando detrás de ellos observaba como el culazo de mamá se bamboleaba y apenas se notaba la ínfima tirita de la bombachita en la parte superior de sus cachetes, muy sugestiva.

Tardé casi cuarenta minutos en escuchar los primeros gemidos, apagando todas las luces para no ser visto, caminé hasta la puerta de la habitación de ellos y la encontré entornada para mi suerte, de la calentura se olvidaron de cerrarla.

Arrodillándome me acomodé para espiar, a pocos centímetros de mi lado encontré la tanga en el suelo, la agarré y la hallé empapada, me la lleve a la cara y percibí el olor fuerte de los flujos de ella, inmediatamente la chupé con ganas, impregnándose en mi paladar un rico sabor como salado.

En la cama estaban ellos cogiendo en posición de misionero, el cuerpo de Mario la tapaba, solo se le veían las piernas abiertas flexionadas sobre la cola de ese hombre, envolviéndolo. Los gemidos rebotaban en las paredes.

La habitación tenía un breve pasillo y yo permanecía en el observándolos en diagonal, desde los pies de la cama y escuchaba a mami decir:

- Uy que larga que está… me defondás hijo de puta… ayyyyyyy… mirá lo que es esto… está durísima… ahhhhh… que pija más potente… seeeeeeee… siiiii llename de pijaaaaaaa… sos una bestiaaa… ¿Sentís que mojada la tengo por vos?.. la tenés hermosa…

Él no hablaba, se limitaba a cogerla con un ritmo muy veloz. Como a ella el peso de su amante comenzó a molestarle, le pidió cambiar de posición, él se acostó boca arriba con la pija bien parada y pude apreciar desde la sombra lo gigante que era, parecía un cañón de lo gruesa y dura que la tenía, mediría más de 20 cmts.

Mamá se paró en la cama y se sentó lentamente sobre ella, introduciéndosela hasta la matriz, de espaldas a él y frente a mí, por suerte estaba muy concentrada en su empalamiento y la obscuridad me cubría.

-Me gustaaaa…. te voy a matar a conchazos… asiiiiiiii…. como me duele la concha le reputa que te parió… ufffffff… ahiiii…. me estas matandoooo… ayyyyyyyy… que lindo pero no me la aguanto… no puedooo con tu palo hijo de puuuuta… que gruesa que está la pija mi amor, es increíble… ohhhhhhhu… mirá como se me abren los labios de la concha… ¡Que placer!.. que pedazo de pija que tenés… umssssiiii… que ricooooo

Los dedos de él le hurgaban el culo mientras bombeaba con más vehemencia. La plateada luz de la luna que entraba por la ventana iluminaba tenuamente el cuerpo de mamá, dejándome ver unos pezones turgentes muy en punta y gordos.

En cada subir y bajar el pesado culo le golpeaba el vientre al tipo con el clásico sonido de PLAFF-PLAFF.

- La tenés como un burro… soy tu hembra hace conmigo lo que quieras… alimentame la concha que tiene hambreee… uyyyyy como coge este tipo… menos mal que a Mariza no le entraba porque sino te perdía… mmmmm… como me clavás… que verga hermosa que me estoy comiendooo…

- Te voy a llenar de leche, me estás haciendo acabar…

- Siiiiiii… la quiero toda adentro mioooo… como le la estas poniendooo… cogeme como me gustaaaaaaa…. preñame…

- Sacame laaaaaaaaa lecheeeeeeeeeeeee

- Damelaaaaaaaaa

- Sos una putaaaaaaa

- Siiii la sientoooooooooo… ahhhhhhh… que caliente… me estas inundando de leche calentita… mmmmmmmm…

Mamá cayó para atrás con su cuerpo, quedando acostada sobre Mario, estáticos, aproveché para retirarme a mi cuarto y cerrar apenas la puerta por si alguno iba al baño, no se diera cuenta de mi presencia.

Primero pasó ella con un caminar acelerado y con las manos en la vagina, supongo que para evitar que la leche chorreara y al volver a su pieza fue al sanitario Mario.

Cerré mi puerta y fingí dormir por las dudas.

A la media hora escuché quejidos y nuevamente con precaución me acerqué, mamá estaba en cuatro y el tipo dándole desde atrás. Pensé que otra vez estaban cogiendo pero estaba equivocado ¡Culeaban!

-Como te gusta papi mi culo… es tuyo, daleeee… otra puta como yo que te lo entregue no vas a conseguir… tengo la cajeta rota ahora rompeme el ortooo…

- Tu ojete fue hecho a la medida de mi pija

- Siiii… nunca nadie me la metió tan al fondo… que placeeeeeer… me estás lastimando el orto pero me gusta…

Llevando su cuerpo hacia delante, ella se agarraba de las rodillas de él para un bombeo más profundo y violento, era increíble que una mujer coja con el orto a esa tremenda verga como si fuera su vagina.

Las ensartadas de Mario le rompían el culo con furia.

El hilo dental de mi vieja estaba chorreando de mi leche,ya ni sabía cuantas pajas me había hecho. De diferentes maneras, dos hombres estabamos disfrutando del cuerpo de mi madre, era morboso verla galopar con el ano enterrado en esa gigante pija.

Las nalgas de mamá eran carnosas, duras y muy voluminosas, no me da vergüenza admitir que me atraían a pesar de verlas siempre tapadas, pero observarlas con una barra de carne atravesándolas, me hacía hervir la leche de mis huevos. En casa tenía a la mejor madre y a la más putita, y me la estaban garchando a escasos metros de distancia.

-Que pedazo tremendo tenés… dame más fuerte que te voy a sacar toda la leche…

- Que puta perdió el idiota de tu marido

- El pitito de mierda que tiene nunca pudo sacar la perra que llevo dentro… uhhhhh… como me cogeeees…

- Como hay que garcharse a los hembrones como vos, hay que hacerlas de goma… uhhhhhhh… romperlas toda…

- Siiiiiiiiii

- Desde que me conociste ¿Cuantas pijas te comiste por el orto?

- Muchaaaaaaaaaaaaaaaaaas… ahhhhhhhhhhh… la quiero toda adentrooo… dame la lecheee… dame toda la lechita… ahhhhhhh

- Uggggggggggggghhhhhhhhhhh

Mario estaba eyaculando dentro del dilatado esfinter anal y esa era señal que me fuera a mi habitación. Quería seguir en vigilia espiando pero mi cansancio me dominó y me quedé dormido, cuando desperté, él ya no estaba y ella tenía una cara de enojo muy marcada.

¿Qué me había perdido? ¿Habrán discutido?

- ¡¡¡Damían!!! Te estaba esperando, ya era hora que te despierte, vos y yo tenemos que hablar.

El enojo era conmigo, ¿Acaso me habrán visto espiarlos? Ahhh, nooo ¿Cómo podía ser posible? Seguramente encontró toda la tanga llena de guasca y se avivó que fui yo.

- Mami dejame que te explique

- No me llamés mami y decime ¿Por qué no me dijiste que el pelotudo de tu viejo cambió el teléfono y te dio a vos su chip de mierda?

- Pero si te lo dije… ¿No te acordás? Después de anotar mi nuevo número dijiste que luego lo pasabas…

- El desgraciado llamó a la mañana para avisarte que no le borres la agenda que se olvidó pasarla.

Del enfado pasó al llanto, lloraba desconsoladamente. Me acerqué y la abracé.

- ¿Qué te pasa má?

- Es que me siento terrible por las fotos que te mandé… perdoname por favor hijito, perdoname… no sabías que eras vos… lo hice para darles celos a tu papá…

- No llorés, te entiendo

- ¿Cómo no me dijiste nada y dejaste que siguiera?

- Nunca te mentí y no quiero comenzar ahora… no te dije nada porque nunca vi una mujer tan linda como vos… es la verdad, sos hermosa má… para mi eras mamá ¿Entendés? Y con las fotos me dí cuenta que sos una terrible perra…

- ¡¡¡DAMIAN!!!

- Disculpame… pero es cierto… no soy chico y he visto mujeres desnudas en las revistas que guardaba papá en el garaje y en los videos que bajo en la compu, pero ninguna de esas mujeres te llega a los talones…

- Bueno… gracias hijo… no sé que decir… vos no tenés la culpa, el error fue mio… me siento halagada que creas que soy linda…

- ¿Linda? Sos una diosa… papá es terrible mamerto por irse con una cualquiera y no saber valorar la hermosura que estaba a su lado.

- Me siento halagada

- El halagado soy yo má al poder verte más linda que nunca, con tu nueva forma de vestir sos más deslumbrante que las chicas de los posters de mi habitación…

- Me haces sonrojar… es lindo que alguien que vive en esta casa se dé cuenta del cambio y se fije en una.

- No solamente a mí me gustás má, todos los hombres del barrio están hot con vos jajaja… y ni hablar de Mario… Nos volvés locos… No te pido que vuelvas a mandarme esas fotos, porque tengo en claro que es una locura, pero si que sigas vistiéndote así de sexy…

- Me asusta escucharte, pero me da cierto encanto que estés descubriendo el cuerpo femenino conmigo… está bien picarón, pero no le cuentes a nadie.

Me abrazó, me besó en la mejilla y se fue a hacer los quehaceres diarios.

Los días pasaban y ella estaba más exuberante con las diminutas prendas que compró para cambiar su vestuario.

A mediados de enero fue su cumpleaños y como todos estaban fuera, de vacaciones, lo festejamos en casa con una pequeña reunión, estuvieron Mariza y su novio Tito (con quien Mario enfiestó a mi madre) y el infaltable Mario.

Ambos amigos vinieron vestidos similar con jeans, chomba y zapatillas. Mariza que es rubia, más alta que mamá, algo gordita y tetona, se puso un vestido floreado ajustado muy corto y con amplio escote.

Mami lució una blusa negra y unas calzas marrón oscuro atigradas súper ajustadas, tanto que daba la apariencia que no llevaba nada, parecía más un tatuaje en las piernas que pantalones, se incrustaban hasta en lo profundo de los cachetes del culo. Además se puso unos tacos enormes para estar más a la altura de Mario.

En la mitad de la cena mamá nos anunció que oficializaba su relación con Mario, admitieron que eran novios, todos festejaron y bebieron de alegría.

Mariza haciendo de cuenta que estaba en su casa puso música tropical y salsa, se pusieron a bailar las dos parejas, yo los miraba de lejos, tanto que se habían olvidado de mi presencia, creyeron que me había ido.

De tanto alcohol, la manera de bailar fue cambiando de festivo a sensual. Los hombres refregaban sus cuerpos al de sus parejas, el calor hizo que se fueran liberando de prendas, ellos se sacaron las chombas, Mariza solamente los zapatos y mami la blusa quedando en corpiño.

Tito se acomodó en uno de los sillones y sentó sobre su falda a Mariza, rápidamente empezaron a tranzar, se besaban impúdicamente y las manos de él sacaron del escote unas gordas y grandes tetas que chupó a más no poder.

Mario viendo a la pareja invitada, despojó de un santiamén el corpiño a mamá dejando libres unas tetitas chicas pero puntiagudas con grandes areolas y erectos pezones que apretaba entre sus dedos, enloqueciéndola.

Con sus manos ella buscó la verga de su novio, la refregó por sobre el jeans hasta alcanzar una dureza prominente y juntó su espalda al pecho de él. Mario se agachó un poco y abrazándola por la cintura acercó el culazo despampanante de mamá contra su pelvis y movían sus cuerpos como si fuese un perreo en cámara lenta. Las grandes manos de él fueron bajando las calzas hasta las rodillas, mamá muerta de calentura se arrodilló, le sacó la verga del pantalón y se la llevó a la boca, haciéndole una fellatio de antología. Por atrás se acercó Tito en bolas, quitándole por completo las calzas dejándola desnuda con los zapatos de taco alto puestos. Sin sacar nunca la pija de su boca, elevó su culo y lo movió en forma tentadora, Tito aprovechó la invitación y la penetró vaginalmente.

Volvía a ver a mamá con una pija en su concha y otra en la boca, pero esta vez no en una foto sino en vivo y en directo.

- Gozatelos turrita que vos hace tiempo venís con hambre atrasado, te tenés que poner al día.

Le decía Mariza desde el sillón, masturbándose.

Tito la cogía duro y parejo y mamá hundía en su garganta hasta más no poder la descomunal verga de su novio. Era increíble como ella lo soportaba y disfrutaba, en poco tiempo había dado un vuelco sensacional del concepto que tenía de ella, de madre puritana a puta viciosa.

- Háganme la doble

Expresó mami quitándose los zapatos, esperando que sus machos se desnuden completamente.

Mario se acostó de espaldas en el piso y ella se clavó la estaca de carne por el mismo agujero que hace algunos años yo nací. Una vez que ella quedó totalmente estaqueada, inclinó su cuerpo hacia delante chuponenado a su novio en el cuello y dejando en alto sus nalga, dando luz verde para que la verga de Tito se recorra el esfinter anal.

Cuando quedó por ambos agujeros rellena de pija, permaneció quieta unos minutos hasta acostumbrarse y comenzaron a moverse rítmicamente, primero despacio y luego a mayor velocidad. La coreografía sexual estaba perfectamente ensayada.

Sin perder nada de vista, con mi pija erecta me fui acercando a Mariza y se la apoyé en su hombro.

- Vaya con el pendejo, parece que en esta casa no hay una sola persona sin hambre jajajaja… vení corazón con la tía Mariza que te va alivianar los huevitos jajajaja… mmm… que rico helado de carne...

Mariza por boca tenía una aspiradora, me la tragaba hasta los huevos, iba y venía con su boca, no dejaba un milímetro de verga sin recorrer con su boca o lengua. Era una campeona en el arte de mamar, no narro cuanto tardé en correrme porque me da vergüenza, pero les digo que estaba tan caliente observando como esos mugrosos se enfiestaban con mi vieja, que la seguía teniendo dura para asombro de la tetona.

- ¿Te gusta ver a mamita como se la cogen? ¿Siiii?… ¿Viste que putita es mami?… hace cosas chanchas con esos señores… tiene una lengua musculosa que te da unos besos tornillos con ella que es una locura, te lo digo por experiencia… y ese orto gigantesco uffff… puede haber alguna que lo tenga tan grande como ella pero ninguna que lo use tan bien jajajaja… yo no aguanto por la concha a Mario y ella lo culea sin problemas jajajaja… ¿Te gusta ver como le rompen el orto a mami?.. pendejo es bueno que sepas que no existe hombre que no se la quiera poner ¿Te excita tener una mami a la que todos quieren coger, incluso tus amigos?.. ¿Vos sabes que un papá de un amiguito tuyo se la garchó?.. No te voy a decir quién jajajaja… preguntale o averigualo…

Esas preguntas me hicieron estallar varias veces sin que se baje, la tenía morada y me dolía. Mientras tanto a mamá le seguían rompiendo los agujeros.

- Mirá como me estás rompiendo el culo Tito…

- Ya lo tenés roto atorranta...

- Te entró toda… lo tenés muy abierto… ¿Te gusta tenerlo así abierto?

- Siii…y también tener en la concha la de mi macho…

- ¿Te gustan las porongas?

- Si a mis agujeros les encanta… ahhhhhhhhh… cojanme más...

- Putita mía que linda sos…

- Ohhhh… siiii… me abrís la aconcha sos un sementaaaaaal… cojanme mis padrillos que soy su yegua… ahhhhhhhhhhh uuuuuuuuhhhhhhhh… ayyyyyyyyy agrrrrrrrrrr mmmmmmmm ufff uffffffff

- Parece que estás pariendo putita

- Siiiiiiii… de mi vagina esta saliendo y entrando un lindo bebé pijudo que me está reventando… ahhh... ayyyyy… ¡Que putas soy!.. como me gusta que me cojan…

- Vos naciste para la pija, no lo elegiste… entregale el ojete a mi amigo, abrite bien… ¿Te gusta como te culea? Deciselo...

- Ay siiiiiiiii me gusta esa pijota… bombones cojanme más… maaaaaaaas…

- Que lindo como te cuelgan las tetas… como me haces parar la pija… ¿Me vas a sacar la lechita?… ¿La vas a querer adentro o afuera?

- ADENTRO… toda adentro, los dos… ayyy papi como me da tu amigo… ¿te gusta como tu hembrita le está entregando el orto? Hago todo lo que me pedís amor… ayyyyyyyyyy… siento como se les endurecen, se están por correr machitos mios… a tu amigo le está saltando la leche dentro de mi orto… mmmmm que leche caliente… tremendo polvo me echó… ¿Vos tambien tenés lechita para mí?.. mirá que no estoy tomando la pastilla papi y vos largás mucha leche, tené cuidado… no sea cosa que me dejés pazoncita… ¿Te gustaría verme así?… ¿Me vas a coger igual?.. ¿Le vas a decir a mi hijo que le hiciste un hermanito?.. Ahhhhhhhhhhhhh… la siento hasta en los ovariooooooos… ohhhhhhhh… como me llenas con tu leeeeche… aaaaaaaaaaagggggggggghhhhhhh…

-AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH… tomaaaaaaaaaaa, puta tomaaaaaaaaaa mi lecheeeeeeeee

Los tres quedaron desplomados en el suelo y Mariza les alcanzó agua fresca para que se repongan. Cuando estaba camino a mi habitación, escucho la voz de mamá diciendo:

- Bueno Dami, ya viste demasiado, andá a tu habitación que los mayores tenemos que seguir jugando…

- ¿Cómo te diste cuenta que estaba viendo?

- Siempre supe cuando me espiabas

- ¡¿Qué?!

- Es que quería encaminarte y asegurarme que te gusten las mujeres y no salgas puto como tu padre

- ¿Qué decís? Si papá no es homosexual

- Dami no te lo dije para no lastimarte, pero lo encontré en la cama con otro hombre, tu papá está en pareja con un travesti. Y una buena madre es capaz de hacer cualquier cosa por el bienestar de su hijo.

Desde ese momento, más escenas como ésta se repitieron, pero eso, eso es otra historia.

 

____________________________FIN____________________________

 

 

 

Marcel Milord & Gus Becker ®

 

La única forma de saber si el relato les gustó y que quieren que sigamos escribiendo, es si valoran y/o dejan un comentario, eso nos estimula a continuar.

Saludos.

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© relatosmilord

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (9)
\"Ver  Perfil y más Relatos de relatosmilord
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)