Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.452 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.639 Miembros | 19.674 Autores | 100.780 Relatos 
Fecha: 03-Ago-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Hay cosas que no entiendo

SKUKKUTT
Accesos: 24.091
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 23 min. ]
 -   + 
La vida de Yolanda y su familia. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hola a todos y a todas. Me voy a presentar, soy Yolanda, una joven de 14 años. Mi familia esta formada por mi papa, mi mama y mi hermano mayor, Iker, que tiene 24 años.

Por mi edad estoy escribiendo esto con ayuda de Iker, que sabe escribir mejor las cosas y me ayuda a decirlas bien y a recordar mejor las que se me han olvidado.

En el titulo decía que hay cosas que no entiendo, porque he averiguado que nuestra vida ha sido muy distinta de la de mis amigas del colegio. Y me encuentro algo confundida. Desde que tengo memoria, en casa de mis padres hemos llevado una vida liberal. Siempre hemos estado en casa muy ligeros de ropa y el sexo ha sido algo muy natural y hablar de ello siempre era una cosa muy normal.

Pero desde que me vino mi primera menstruación a mí y a mis amigas, hemos hablado mucho más de chicos y esas cosas. Y me he dado cuenta de que ellas no tienen ninguna experiencia. Y me siento un poco rara porque yo tengo experiencia en sexo desde que puedo recordar. En mi casa los dormitorios no tienen puertas y cada uno puede dormir solo o acompañado, según quiera. Y claro, al no haber puertas se oye y se ve todo lo que pasa en las otras habitaciones.

En cuanto al sexo, todos mis recuerdos están ligados a mi papa y mi mama, al menos desde que cumplí mis 8 años. Donde yo vivo a esa edad los niños y las niñas hacemos la primera comunión, que es más una cosa social que religiosa. Y me hicieron una gran fiesta donde lo pase muy bien. Pero mis papas bebieron un poco mas de la cuenta y ya en casa se pusieron muy cariñosos entre ellos y se pusieron a echar un polvo en el salón. Mi hermano y yo estábamos allí, pero no se nos hacia raro porque ya les habíamos visto y oído en otras ocasiones. Pero en un momento mi mama, que tenia la polla de mi papa en su mano, me dijo que me acercara. Yo me acerqué a ellos y me dijo que se la cogiera con la mano. Siendo yo tan pequeña, casi no me cavia en la mano, además estaba muy resbalosa con la saliva de mi mama.

Mientras la sujetaba, ella la empezó a chupar con pasión mientras yo la miraba. Mi papa estaba muy excitado viendo mi manita coger su polla y a mi mama chupando. Mas tarde supe que había sido idea de ella. De repente ella paró y me dijo que hiciera lo mismo, o sea que se la chupara yo. No mentiré, me sentí un poco asustada, porque aquello era enorme para mi, y pensé que no me cabria, además sentía en mi mano como palpitaba. De reojo vi a Iker como nos miraba mientras se acariciaba la suya, que yo había visto ya i sabia que también era enorme.

Yo siempre he sabido que mi mama siempre me ha cuidado y se ha preocupado de que este feliz y contenta, así que siempre he confiado en ella. Por tanto, me la acerque a la boca, escuchando los consejos de mama- ve despacio, cariño, dale unos besitos primero, después con la lengua, muy despacio-. Y así lo hice. Pero de inmediato oí como resoplaba mi papa. Se estaba poniendo loquito. Cuando me lo dijo mama, me la metí en la boca, pero casi no cabía, me sentí un poco ahogada, pero me dijo que respirara por la nariz. Así me sentí mejor, pero no podía moverme. Así que ella le acariciaba mientras la tenia en la boca, que ya me dolía un poco de tenerla tan abierta, mientras notaba como Iker me acariciaba por el chochito. Ahora que soy mayor, sé que estaba teniendo un orgasmo, pero en aquel momento no sabia lo que era, pero me estaba gustando mucho.

Me estaba sintiendo muy a gusto con aquello, y de repente, mi papa se corrió en mi boca. Me di un susto tremendo, porque no lo esperaba. Me lleno toda la boca de leche, y se me salió por la camiseta. El segundo chorro me lo echo en la frente, encima de los ojos. En aquel momento me pareció una cantidad terrible. No sabía como mi papa tenia tanta dentro de la polla, pero me baño toda la cara. Cuando me quise limpiar mi mama me dijo: No Yoli, eso no se ha ce así, déjame a mi. Me tumbo de cara arriba y me lamio entera, limpiándome toda la leche de papa. Casi no me dio tiempo a levantarme, porque mientras papa se corría se la estaba chupando a Iker, y este se corrió en mi cara otra vez. Y esta vez toda. Joder, Iker tiene un montón de leche. Tenia toda la cara llena y papa se acercó y me la limpio igual que mama. Me dejo la carita limpia de leche pero llena de saliva.

Más adelante os iré contando cosas de mi y mi familia. Porque no entiendo como mis amigas no les pasa lo mismo. Tan raros somos?

 

Hola a todos y todas de nuevo. Los que ya me conocen ya sabéis que soy Yolanda, una chica de 14 años de Bilbao, donde vivo con mi papa, mi mama y mi hermano Iker, de 24 años.

En mi anterior relato os conté como me iniciaron mi mama y mi para en el sexo cuando aun tenia 8 años con una mamada a mi papa, pero no me resulto tan raro porque ya los había visto follar a los dos antes pero nunca a escondidas. En nuestra casa las puertas nunca se cierra y el sexo nunca se esconde. Desde que tengo memoria he visto desnudos a mis padres y a Iker, mi hermano, que siempre tuvo una polla enorme.

En esta ocasión os contare, con ayuda de Iker, como descubrí a mi hermano y a papa el día que este estreno a Iker en los placeres del sexo entre hombres. Ya antes mi mama le había mostrado las delicias del sexo oral. Vamos, que un día le hizo tal mamada que se negaba a ir a la escuela, tenia 12 años, sin que ella le hiciera una mamadita antes de irse. Y lo peor es que cuando volvía de estudiar la buscaba por la casa con los pantalones desabrochados en busca de más.

El asunto es que una noches de verano, yo tendría unos 5 añitos, hacia tanto calor que no podía dormir y me levante a baño. Cuando volvía al dormitorio que compartía con Iker, oí en el cuarto de mis papas unos sonidos que ya conocía. Hacia mucho que les oía como follaban y nunca se me hizo extraño. Pero aquel día sentí curiosidad por ver que hacían, así que me asome a su puerta, y lo que vi fue a Iker sentado en la cama y a papa de rodillas en el suelo chupándole la polla de forma que mi pobre hermanito no podía dejar de gemir. El ya sabía lo que era aquello, mi mama se la chupaba a diario desde hace años. Y creo que le gustaba más a ella que a él. Pero que su padre se metiera en la boca su polla, se le hacia nuevo y estaba de lo mas excitado. Pero no vi a mama por ninguna parte. Pensé que había salido con algún amigo, porque ahora sé que tenía muchos y a veces le apetecía follar fuera de casa.

No se cuanto tiempo estuvieron así, porque papa se detenía cada rato para evitar que Iker se corriera pronto y e daba besos y le hacia caricias para que se sintiera cómodo. Y luego volvía a chuparse hasta que mi hermano estaba a punto, y papa volvía a parar. Y veía a mi hermano con cara de suplica para le de dejara correrse, porque mama lo hacia así. No se la sacaba de la boca hasta le soltaba toda su leche, que es mucha, dentro de la boca. Jamás derramo una gota, lo se porque lo veía todos los días. Por fin se decidió papa a dejar que se corriera porque Iker le daba unas embestidas en la boca que le dejaban sin respiración. Cuando le soltó toda la leche, se le salió por los labios casi toda. Yo me quede un poco impresionada, porque ya sabía que Iker tenía una carga muy grande, pero como mama se la tragaba toda nunca lo había visto.

Cuando acabo todo, Iker se dejo caer en la cama y papa se recostó contra el con mucho cariño dándole besos y caricias. Creo que fue una de las pocas veces que sentí envidia de mi hermano. Es cierto que papa nos trataba con mucho cariño a los dos. A mí siempre me daba unos besos muy tiernos antes de irme a la escuela y me pasaba la mano por el culo con mucha suavidad que me hacía sentir muy bien.

Mientras papa acariciaba a Iker, sentí unas manos en mi cintura, que resulta que eran de mama. Ella también los estaba mirando. Después me explico que los había dejado solos para que Iker no se distrajera con ella. Pero los estaba mirando desde el pasillo, donde yo no podía verla. Mientras nos mirábamos mama y yo, Iker estaba otra vez excitado y esta vez papa se sentó encima de él y se metió la polla de mi hermano en el culo, sin lubricar ni nada. Le oí dar un gritito a papa, que creo fue mas de impresión, por lo gorda que tiene Iker la polla, que por placer. El que gemía de placer era Iker. Creo que no se lo podía creer. Su padre le acababa de hacer una mamada espectacular y ahora le estaba dando por el culo. A pesar de la cara de dolor, papa no dejaba de subir y bajar, cada vez más fuerte. Se la estaba metiendo hasta el fondo y le estaba gustando, porque tenia la polla dura como una piedra. Mientras mama tenia las dos manos ocupadas. Tenia una entre las piernas y otra en mi culito, acariciándome muy despacio.

Papa estaba ya dando saltos encima de Iker, que ya se había corrido dentro de él, y estaba a punto para otra vez, y tenia la polla a punto de estallar. Y mama estaba temblando de placer porque me cogía el culo con más fuerza que antes y jadeaba como cuando follaba con papa. De repente oí un grito detrás de para, y era Iker que se había corrido y gritaba de placer. Al mismo tiempo vi salir un chorro de leche de la polla de papa, que parecía un rio. Y eso sin que le tocara nadie. Detrás mio, mama se estaba corriendo también. Tanto que tuvo que ponerse de rodillas para no caerse.

Cuando Iker se relajo papa, que no se había dado cuenta que nosotras estábamos allí le dijo algo al oído a Iker. Se puso de rodillas en el suelo y papa, sin pensarlo dos veces le ensarto la verga en el culo a mi hermano tan fuerte que dio un respingo y grito de dolor porque papa también tiene una polla gordísima. Tanto que mi pobre hermano estaba llorando de dolor, pero papa no dejaba de metérsela una y otra vez. Mama estaba ya recostada en el suelo, me cogió mi manita y me la puso en su chocho muy depilado para que la acariciase. Yo no sabia como, así que me lo indico por gestos. Mientras papa seguía cabalgando a Iker, que no dejaba de llorar, pero tampoco se apartaba, además le vi que tenia la polla dura otra vez. Tan excitado estaba papa que se salió y se corrió encima de hermano tan fuerte que le llego por la espalda hasta la cabeza. Los dos hombres de mi casa tienen unas pollas gordísimas y unas corridas con mucha leche, como nos gusta a mi mama y a mí. Muy pronto lo descubriría por mi misma.

 

Hola a todos y a todas. Como algunos recordareis, soy Yolanda, de Bilbao. En los relatos anteriores, que llevan el mismo titulo que este ya os he ido contando algunas de las cosas de mi familia. Y porque no entiendo que a mis amigos y amigas no les pase lo mismo. Porque ninguno de ellos tiene ninguna experiencia sexual. Y yo, con 14 años se hacer cosas que muchas mujeres adultas no han hecho nunca.

Como ya os he comentado, mi hermano Iker me ayuda a escribir esto correctamente y a recordar cosas de cuando yo era muy pequeña. Ya os he contado como Iker se estrenó con nuestro papa cuando tenia 15 años. Pero ya hacia tiempo que mama disfrutaba de mi hermano siempre que podía.

Todo empezó el primer día que mama le hizo una mamada a Iker. El tenia solo 12 años, pero mama hacia meses que le miraba con ganas de sexo. Así es como me lo explica él, porque yo era muy pequeña para recordarlo. Según me cuenta Iker, fue una tarde, después de volver de la escuela. Yo estaba echando la siesta y mama aprovecho que hacia mucho calor para pedirle a Iker que se fuera a la ducha. Como en casa no tenemos puertas, en el baño tampoco, le costó poco mirarle mientras se secaba. Él se dio cuenta de como la miraba y al momento tuvo una erección enorme, como siempre claro. Para eso Iker es rápido. Cuando se excita, se pone como un caballo.

En cuanto lo vio, mama se puso como loca, y antes de que mi hermano pudiera reaccionar, ya le había cogido la polla con una mano y el culo con la otra, mientras le decía cosas al oído. Iker me dice que no se acuerda de lo que decía, pero yo creo que miente. Según me cuenta casi se corre de la impresión de verse asaltado por mama de esa forma. Él ya había visto follar a nuestros padres antes y sabia lo que hacían, pero nunca pensó que el seria también protagonista. Mama no se corto ni un pelo, nunca lo hace con el sexo. Se puso de rodillas en el suelo y se metió toda la polla de Iker en la boca. Aun no era muy grande, pero dice Iker que le costó un poco. Esta vez, el pobre se corrió casi al momento y mama, que no se lo esperaba, dice que se dio un susto tremendo de tanta leche que le soltó. Claro, era su primera mamada, y seguro que su primer orgasmo. Mama dice que le lleno la boca de leche y tuvo que tragarse casi toda para no derramarla.

Casi acababa de correrse mi hermano y ya la tenia dura otra vez, así que mama le sentó en el inodoro y se sentó encima de él metiendo la polla en su chochito. Iker no sabia que hacer, era su primera vez y además era su mama. No quería decepcionarla, pero ella estaba encantada. Estaba desvirgando a su hijo mayor. De hecho hoy sigue viviendo con nosotros y nunca ha tenido novia. Creo que nosotras dos le damos todo el amor y el placer que necesita. Papa también claro. Mama seguía cabalgando a Iker sin parar. Creo que le tuvo así casi una hora, o eso dice el. Mama cuenta que pobre se corrió cuatro veces, pero que no dejo de estar duro ni un momento. Le soltó tanta leche dentro que cuando acabaron el suelo del baño estaba empapado, de lo que se le había derramado. Eso si lo creo porque cuando folla conmigo también le pasa. Nunca me cabe toda su leche. Ni en la boca, ni en el chochito ni en el culo. Siempre acabo derramándola.

Días más tarde, me ha contado mi mama, se decidió a que Iker le follara el culo. Pero tenía un poco de miedo, porque él era inexperto y podría hacerle daño. Así que se las ingenio para llevarle a su dormitorio y tumbarle en la cama. Después de un par de mamadas buenas para lubricarle bien la polla con su leche se sentó encima de él y, sin decirle nada, se la metió en el culo. Iker no sabia nada y se asusto un poco. Pensaba que por ahí solo lo hacia con papa. Pero hoy ya sabemos los dos que mama se mete en el culo todas las pollas que puede. Es lo que más le gusta. Esta vez le tuvo también un buen rato ensartado en su culo. Le hizo correrse varias veces también, pero cuando acabaron no le dejo salir. Se quedaron pegados un rato hasta que mama se quedo dormida encima de él, con la polla dentro del culo.

Mi hermano se dio cuenta de esto y decidió aprovecharse. Aunque lo había pasado de miedo, según dice, se sentía un poco utilizado por mama para su placer. Así que se la quito de encima y se preparo para utilizarla a ella para el suyo. A Iker siempre le ha gustado follar, pero lo que mas le gusta es una mujer sumisa. Y nuestra mama dormida le daba una ocasión muy especial. Así que la puso de cara abajo y un almohadón en el estomago para levantarle las caderas y dejar el culo y el coño mas accesibles. Fue a la cocina y en la nevera encontró una botella de cava que mis papas siempre tenían para ocasiones especiales. La calentó en las manos mientras iba al dormitorio. Aprovechando la leche que aun corría por las nalgas de mama, se la introdujo por el culo. Ella dio un pequeño respingo, pero no se despertó. Aliviado Iker siguió con su tarea. Le fue metiendo la botella por el culo todo lo que pudo. El no tenia mucha fuerza, así solo le metió unos 15 centímetros. Mientras se iba masturbando una y otra vez. Y cada vez, se corría encima de la espalda de mama. Después de 3 o cuatro veces, mama se despertó. Sorprendida le dijo: IKer, que estas haciendo?. Este no dijo nada, pero movió la botella con fuerza y ella dio un grito de placer que IKer nunca había oído. No pares, cariño – le dijo. Y no paró. Empujaba cada vez más, mientras mama se corría una y otra vez. Él también se corrió varias veces. Cuando acabaron, mama le dijo que la dejara dormir un rato, pero que dejara la botella donde estaba que se sentía a gusto con ella.

Dos horas más tarde, me cuenta mama, se despertó con todo el cuerpo pegajoso y tal dolor en el culo que estuvo varios días sin sentarse. Cuando papa le preguntó que le pasaba, esta le contesto: Ya tienes un competidor por mi culo. Tu querido hijo. Papa se sonrió. Y creo que se porque.

 

Hola de nuevo a todos y a todas. Para los que no me recuerden, mi nombre es Yolanda, de Bilbao y actualmente tengo 14 años. Mi hermano Iker tiene 24, y he decidido contar algunas historias que ocurren en mi familia y en otras no. Por eso digo que no entiendo que a mis amigas no les pase lo mismo, con lo rico que es.

Mi hermano Iker nunca fue buen estudiante, pero al final, hace 3 años pudo ingresar en la Universidad de Deusto y como vivimos un poco lejos mis padres decidieron que viviera en la residencia de estudiantes para que tuviera más tiempo para estudiar. Cuando llegaron las Navidades, las paso con nosotros para alegría de todos. Pasamos casi todos los días follando mis papas y nosotros. Fueron unas navidades para no olvidar. Bueno, yo tuve durante varias semanas los dientes de mama marcados en el culete porque se excitaba mucho cuando Iker se la follaba por el culo.

Cuando llegó Semana Santa, decidió quedarse porque parece que se había echado una novia. Pero no era eso, no. El viernes de esa semana nos llamo y pregunto a mi mama si yo podía pasar el fin de semana con él. Decía que me echaba de menos. Mi madre, que sabia que el tenia debilidad por mi, ya se imaginaba porque. Y le dijo que si. De forma que cogí el autobús y me presenté en la residencia. Me costó mucho entrar porque había seguridad y tuvo que bajar Iker para recogerme. Pero en los dormitorios tenían total libertad.

Cuando llegue e su habitación vi que había 6 o 7 chicos allí, sentados con cervezas y fumando. No le di importancia. Ya sabia que los estudiantes vivian de forma muy disipada. Lo que me dejo sorprendida fue lo que hizo Iker. Cerró la puerta con llave y les dijo:

- Veis, esta es mi hermanita Yolanda, ya os lo había dicho. Y desde hace ya tres años que follamos juntos.

- Iker, porque les cuentas esas cosas?

A mí nunca me importo follar con mi hermano, es más, me gustaba mucho, pero sabia que era menor y se podía meter en problemas.

- Si, a tu hermana ya la veo, pero de ahí a que folléis juntos, no te lo crees ni tu!!!- dijo uno de sus amigos.

Esto me puso un poco furiosa. Dejar de mentiroso a mi hermano no me hacia ninguna gracia. Así que, sin pensarlo, me acerque a Iker y le solté un morreo que les dejo blancos a todos, porque mientras le estaba tocando la polla por encima del pantalón. A pesar de la sorpresa, ellos querían vernos follar, así que uno dijo que eso era un beso y nada mas. Hay que decir que todos ellos tenían 18 años o menos. Y mi hermano era como un líder para ellos. No podía dejar que pasara por mentiroso.

Agarre a uno de ellos por la camisa y le levante de la silla en que estaba sentado. Acerqué a mi hermano a ella y le bajé los pantalones. Como siempre no llevaba nada debajo. Le agarre su enorme tranca y con esfuerzo me la metí en la boca. Siempre me costó mucho chupársela a Iker y a papa. La tienen muy gorda. Sus amigos estaban alucinando. Nunca habían visto sexo en vivo. Algunos eran vírgenes, creo que casi todos. Y yo le estaba haciendo una mamada a mi hermano delante de ellos. Me propuse que no olvidaran esta. Así que lo hice muy espectacular, como me había enseñado mama. Cabeceaba con fuerza, me la metía hasta la garganta, me daban arcadas, pero no me detuve ni para mirarlos. Ya se la había chupado a Iker muchas veces y sabía lo que venia. A él le encantaba que me tragara toda su leche, pero esta vez yo les quería dar un espectáculo a sus amigos. Cuando se corrió casi me pilla de sorpresa, pero aguanté. Le cogí toda su leche en la boca, pero no me la trague. Cuando la tenía toda, entreabrí los labios y deje que se derramara por las comisuras, por el cuello, por mis pechos que aun casi no eran ni eso. Con las dos manos me bañe los pechos y la cara con su leche. Tenía una sonrisa en la cara. Ellos se quedaron helados. Jamás habrían imaginado algo así, pero me fije que todos estaban empalmados. Y yo no quería que se calmaran.

Arrastre a Iker hasta su cama, donde se había sentado uno de ellos, lo tumbe y me senté encima de él. Estaba tan mojada que tenía las bragas pegadas al chocho. Me desnude por completo y me metí su polla dentro. Fue la primera vez que no sentía dolor cuando me follaba. La tiene tan gorda que siempre me dolía., sobre todo por el culo. Estaba como loca, nunca había follado delante de desconocidos, hacerlo en casa con mama y mi papa es distinto. Iker también estaba cardiaco, cada vez que bajaba me daba una embestida que sentía que su polla me iba a romper algo. Pero no me importaba, quería saciarle del todo, y a mí de paso. De nuevo se corrió dentro de mi, y eso me encanto, porque me corrí con el. Gritamos como posesos. Cuando me salí de él, derramé toda su lechada entre mis piernas.

Mire a sus amigos y vi que alguno se había sacado la polla y se estaba masturbando a nuestra salud.

- Ya veo que estáis contentos. Alguno le gustaría follarme?. – Todos se pusieron de pie para ser el primero.

- Yo estaré encantada, pero todo el que quiera metérmela se la tendrá que chupar a mi hermano primero. Sobre todo para que recuerde que Iker no miente nunca sobre nosotros.

De pronto todos se quedaron quietos. Al parecer nadie quería ser el primero ahora. Por yo sabia que todos pasarían por el aro. Me senté en la cama, con la espalda en la pared y las piernas tan abiertas como podía. Con dos dedos separe los labios de mi chochito recién usado y les mostré el premio que les esperaba. El mas sorprendido era Iker. Nunca esperó de mí que fuera tan zorra.

No tardaron en decidirse. Uno a uno se la chuparon a Iker. El muy cabrán se corrió todas las veces. Vinieron a mi todos con la cara empapada de leche. Ellos aun no sabían aguantarla en su boca. Pero eso me encantaba. Además eran vírgenes y les tuve que ayudar a todos a metérmela. Eran muy jóvenes, así que se corrían enseguida, pero pronto estaban listos para otra embestida y todos querían repetir. Y todos repitieron, varias veces. Pero deje a uno de ellos para el final. Era el más callado de todos y tenia una polla un poco chica. Le elegí por eso. Me la quería meter en el culo sin sentir dolor. Y me lo quería follar como una bestia, sin miramientos. El pobre pensó que no iba a mojar, pero se llevó la sorpresa de su vida.

Cuando todos habían acabado le llame y le senté en la cama. Le di la espalda, le cogí la polla con fuerza y me la metí en el culo. Los otros no se habían atrevido y lo tenía cerrado. Entro de maravilla. El pobre se quedo helado, no esperaba follarse una chica de 11 años su primera vez y además por el culo. Cuando la sentí dentro levante las piernas en el aire. Me la quería meter hasta el fondo y no dolía. Estaba en la gloria. Me prometí que esa polla me iba a dar muchas tardes de placer. El pobre se corrió casi al principio, pero como aun la tenia dura le seguí cabalgando. Con fuerza. Me la metía hasta que no podía más. Me estaba llegando un orgasmo como nunca. Y él se corrió de nuevo mientras me llegaba el orgasmo más fuerte que recuerdo. La tiene pequeña pero aun sigue dura, pensé. Pues le voy a dar otro premio. Me levante, me di la vuelta y me metí toda la polla en la boca. Nunca había tenido una polla entera en la boca. Las de papa e Iker no me caben. Sentí como temblaba de placer, se iba a correr otra vez y yo me lo quería tragar todo. Así que empuje con fuerza y sentí como se derramaba toda su leche en mi boca. Estaba agotada. Entro todos me habían follado mas de 20 veces, me había corrido otras tantas y no podía mas. Pero mire a los ojos a mi angelito de polla pequeña y le dije “esta polla es mía, solo para mi”. Me quede dormida de inmediato, toda mojada por los amigos de Iker. No quise ducharme, quería disfrutar sus corridas mientras pudiera.

Cuando desperté, tenía a Iker a mi lado, también dormido. Mas tarde me conto que después de dormirme alguno de sus amigos aun quería follarme y él les dijo que si, claro, a ella le gustara saberlo. Así que, aun inconsciente me volvieron a follar todos. También Iker y mi angelito de la polla pequeña.

 

         Muy buenas tardes a todo el mundo. Como ya saben mis lectores y lectoras, mi nombre es Yolanda, vivo en Bilbao con mis papás y mi hermano Iker. A pesar de tener solo 14 años, mi vida sexual empezó siendo muy joven y en mi casa el sexo es tan natural que los cuatro lo vivimos y lo disfrutamos como algo natural todos los días.

En mis relatos anteriores os he ido contando distintas experiencias que nos ha ocurrido, pero en esta ocasión os voy a contar mi primera experiencia completa, que fue con mi papá, naturalmente. Anteriormente yo había visto follar a mis papás y a mi hermano, que tiene 24 años, con mamá y con papá. Muchas veces con los dos juntos. De forma que para mi no era nada extraño.

Esto fue el día de mi 8º cumpleaños. Días antes yo veía a mamá y a papá mirarme de forma rara. Cuchicheaban entre ellos, se les escapaban risitas y mamá me trataba como si me fuera de casa. Ya hacia mas de un año que yo tenia sexo con mamá, pero sin penetrarme, ni siquiera con sus juguetes. Solo jugábamos, pero en los últimos días. ella lo hacia con un gesto de melancolía, como recordando como era ella a mi edad, o algo así.

Yo esperaba celebrar mi cumpleaños como el anterior, regalos, una buena comida fuera de casa y parque de atracciones. Pero cuando por la mañana vi que no habían preparado nada, me sentí muy triste. Pensé que se habían olvidado. Papá estaba muy cariñoso conmigo, aunque siempre lo era. En nuestra familia no se usa ropa interior, así. que cuando pasaba a mi lado o yo al suyo, siempre me echaba la mano al culete o a los diminutos pechos que tenia y me acariciaba con mucha suavidad. Pero ese día era distinto. Yo sabia que algo les pasaba, pero no sabia qué.

Después de comer, mamá y mi hermano se fueron al dormitorio de Iker a echar un polvo, era casi la rutina de todos los sábados. papá solía echarse una siesta, a veces conmigo, y después se iba a follar con mamá y mi hermano. Yo siempre me sentí un poco desplazada. Quería estar con ellos. Pero esta vez papá no fue a echar la siesta. Me pidió si quería ir a con el a la cama a dormir un rato. Yo estaba encantada, solía ir con el de vez en cuando, y se dormía con sus manos tocándome toda, me sentía como una reina mientras oía gemir a mamá e Iker en su dormitorio.

Cuando llegamos a su dormitorio nos quitamos la ropa. Yo ya estaba acostumbrada a verle la polla a mi papá. La tenia enorme, mucho mas de las que he visto en los últimos años. Incluso se la había cogido alguna vez. Le gustaba que me durmiera con ella en la mano, o que se la frotara cuando nos duchábamos. Pesaba mucho para mis manitas. Enseguida me di cuenta de que no iba a haber siesta. Mi papá me dijo:

- Ya te has dado cuenta de que hoy no ha habido ni regalos ni fiesta. El motivo es que hoy es un día muy especial para ti. Hace semanas que tu madre y yo lo estamos hablando. Ha llegado el momento de que dejes de ser virgen y disfrutes del sexo al completo, como mamá conmigo y tu hermano.

Yo estaba sin palabras. Por un lado estaba asustadisima. papá me iba a meter toda esa polla dentro de mi. Y yo sabia lo pequeña que era por dentro. No me iba a caber!!!!. Pero por otra parte, estaba muy excitada, todo mi cuerpo había reaccionado ante lo que me decía. Mi chochito estaba empapádo de golpe, y mis ridículos pezones estaban como piedras de duros y papá lo esta viendo.

Estábamos de rodillas en la cama los dos, uno frente a otro. Papá me puso la mano en el chochito sin dudarlo y yo di un respingo de placer sin darme cuenta. El sonrío, “eso esta muy bien, cariño”, me dijo y me sentí mas cómoda. Se inclino y me cogió un pezón con sus dientes y empezó a juguetear con el. Casi sin darme cuenta tuve mi primer orgasmo con papá. Es muy distinto de mamá. Con ella es suave y lento. Pero con papá me llego sin avisar y casi me desmayo de gusto. El se dio cuenta y me siguió acariciando el chochito. No me metía el dedo dentro, pero no hacia falta. Saber que mi papá sería el primer hombre de mi vida, me estaba poniendo a cien otra vez. Me pasaba el dedo por todo el chochito hasta el culete, y allí me lo metía solo un poco. Yo sentía un poco de dolor, pero no decía. nada. Quería darle buena imagen y quería ser con el como mamá. Mamá e Iker se lo estaban pasando en grande en la otra habitación, les escuchaba gritar y jadear y esto me puso loca otra vez. Me volví a correr y esta vez grite de placer. Tanto que me oyeron desde la otra habitación. Mamá y mi hermano vinieron corriendo con una sonrisa en la cara.

- Ya esta? - pregunto mamá.

- Aun no. Solo la estoy acariciando un poco – le contesto mi padre.

- Genial, pues entonces nos quedamos a mirar. No os importa verdad?. Quiero ver a mi niña en su estreno.

- Claro que no, verdad Yoli?.

Yo estaba en la gloria y no recuerdo lo que dije. papá me seguía acariciando y yo iba derecha a mi tercer orgasmo, pero dejo de acariciarme, me cogió de la cabeza y me acerco la cara hasta su polla. Estaba claro lo que quería. Yo estaba asustadisima. Aquella polla no me cabria en la boca, y menos en mi chochito. Pero mamá me ayudo, me metió la polla en la boca con mucho cuidado y me enseño a chuparsela. De ninguna manera me entraba toda esa polla en la boca. No siquiera la mitad. Pero no hacia falta. papá se estaba excitando una pasada. Empujaba como si fuera mamá. Y me llegaba hasta la garganta. Por dos veces estuve a punto de vomitar, pero me aguante. No iba a cagarla en mi primera mamada. Después de un rato que me pareció eterno, papá se corrió, pero antes me pidió que me lo tragara todo. Me pillo de sorpresa cuando se corrió. De ninguna forma podía tragarme todo aquella leche. Me lleno la boca de golpe, y no me dio tiempo a nada. Se me cayo toda por el pecho y la cara. Papá tenia un cara de satisfacción que me encantó. Los dos me miraban con una sonrisa. “No te preocupes cariño, a mi tampoco me da tiempo de tragarlo todo, tu padre tiene mucha leche”, me dijo mamá.

Nos quedamos los dos relajados, uno al lado del otro, mientras mamá y mi hermano nos miraban y se acariciaban el uno al otro. Esos dos no descansaban nunca. Iker tenia una energía inagotable y mamá nunca quería dejar de follar. Poco a poco, papá me tumbo de espaldas y me separo las piernas con mucho cariño. Yo le miraba con deseo y los ojos muy abiertos. Ya sabia lo que iba a pasar y estaba muy nerviosa. papá me dijo:

- Cariño, estate tranquila, pero no te voy a engañar. Esto duele, y a ti te dolerá bastante. Pero solo sera esta vez, después solo sera placer.

Papá se tumbó sobre mi, y mamá e Iker me tenian las piernas levantadas y bien sujetas, para que no me cansara. Sentí la cabeza de su polla en la entrada de mi chochito. Lo cubría por completo, no me imaginaba como iba a entrar allí. papá empujo con fuerza, y sentí que me rompía por dentro. El dolor fue terrible, grite y llore, pero no me moví ni dije nada. Quería que me follara, sentirlo como lo sentía mamá. Pero al mismo tiempo sentía que me estaba corriendo. No puedo describirlo, era delicioso y doloroso al mismo tiempo. Deseaba que me la metiera más y que se acabara al mismo tiempo. Empujaba con fuerza, baje la mano para tocarlo y me di cuenta de que solo me había metido la mitad de su enorme tranca. Me corrí dos o tres veces antes de que se corriera el. Cuando se corrió empujo con tanta fuerza que me desmaye.

Me desperté 10 minutos mas tarde, estaba toda húmeda de cintura para abajo. Entre la leche de papá y mis jugos, estaba toda resbalosa. Los tres me estaban mirando con interés.

- Que tal estas, cariño?- me pregunto papá.

- Bien, muy bien, papi.

No pude decir mas. Ni hacer mas. Estaba agotada y me dolía todo el cuerpo. No sentía nada de cintura para abajo. Durante dos días. no me moví de la cama. Después de ducharme entre todos, me llevaron a la cama y me tuvieron allí sin moverme. De vez en cuando venia papá e Iker a verme y les hacia una mamada mas para darme el gusto que por otra cosa. Quería demostrarles que estaba bien. mamá durmió conmigo varias noches para que me sintiera tranquila, y también para disfrutarme porque Iker la había dejado también dolorida.

Fue el mejor cumpleaños de mi vida. Y creo que no encontrare otro mejor. La primer vez que me follo mi padre es inolvidable, Y si tu mamá esta contigo para ayudarte, que mas se puede pedir?

 

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© SKUKKUTT

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de SKUKKUTT
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)