Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 4.828 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.456.019 Miembros | 19.713 Autores | 101.140 Relatos 
Fecha: 16-Ago-17 « Anterior | Siguiente » en Intercambios

Solo Intercambio De Tetas Parte (ll)

VegaDD
Accesos: 10.152
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 17 min. ]
 -   + 
Después de aquella faena tan trascendental habíamos quedado más que contentos con nuestro primer viaje a España, el conocer a esta nueva pareja había logrado subir un peldaño más en nuestra complicidad en pareja, durante los siguiente días nuestros anfitriones siguieron con su misma hospitalidad se puede decir que nos faltaban días para conocer más lugares. Con respecto al sexo no hubo nada más después de ese primer encuentro, quizás no sabíamos cómo actuar pues en ese primer día nos habíamos desbocado por completo, tal vez ellos no querían invadir nuestra intimidad por completo, o al menos eso pensábamos a hasta aquella mañana. Muy temprano Nuria y Tony tocaron a la puerta de nuestro cuarto, al entrar Nuria fue la primera en saludar. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Después de aquella faena tan trascendental habíamos quedado más que contentos con nuestro primer viaje a España, el conocer a esta nueva pareja había logrado subir un peldaño más en nuestra complicidad en pareja, durante los siguiente días nuestros anfitriones siguieron con su misma hospitalidad se puede decir que nos faltaban días para conocer más lugares. Con respecto al sexo no hubo nada más después de ese primer encuentro, quizás no sabíamos cómo actuar  pues en ese primer día nos habíamos desbocado por completo, tal vez ellos  no querían invadir nuestra intimidad por completo, o al menos eso pensábamos a hasta aquella mañana.  Muy temprano Nuria y Tony tocaron a la puerta de nuestro cuarto, al entrar Nuria fue la primera en saludar.

-          Buenos días dormilones hoy  será un día diferente

-          Así es Nuria yo nos hemos y hemos decidido repartirnos las tareas y así abarcar más lugares. Dijo Tony

Fue en ese momento que Nuria me tomo del brazo y me llevo hasta el tocador dejando a nuestros hombres hablando a fuera.

- Paty hoy s el día, hoy conocerás a Juan nuestro gran amigo.

- ¿así? ¿Nos llevaras con él? ¿Dónde lo veremos?

- Mira Sergio igual lo conocerá pero primero quiero que le des el visto bueno, así que por lo pronto iremos nosotras solas a conocerlo y hoy en la noche se lo presentamos a tu marido, además toma en cuenta que ahora podemos jugar un rato con él y te aseguro que nos divertiremos, le he hablado tantas cosas sobre ti que muere por conocerte.  ¿Qué te parece?   

- ¿es enserio? Pero Sergio no va querer dejarme ir sola, nunca hago nada a sus espaldas todo los encuentros que tenemos con desconocidos el siempre esta presente.

- Por eso no te preocupes Toni lo llevara por su lado ellos dos seguro se divertirán y nosotras dos seremos cómplices en esto será una experiencia entre amigas sin ellos solo nosotras dos, piensa que una escapadita  no te caerá mal; vamos mujer que se nos hace tarde.

Me di por convencida y no dije, termine de arreglarme y tome mi bolsa para  salir del tocador.

¿Se han organizado? Pregunto Sergio

-Si amor bueno nos vemos a la hora de la comida espero que se diviertan.

Amabas le dimos un beso a nuestros maridos y salimos de la habitación la aventura comenzaba.  Salimos del hotel rápidamente al llegar al coche Nuria recibió una llamada, era juan para confirmar el lugar donde nos veríamos.

-          Dice Juan que le ha surgido un imprevisto debemos hacer un tiempo antes de verlo en su casa   pero  que en un rato me confirma.

-          Bueno no nos hará mal dar unas cuantas vueltas a la ciudad, aunque cuanto misterio con juan jeje eres una traviesa Nuria.

Ambas íbamos vestidas muy casuales Nuria por su parte iba con un pantalón y una camisa de licra muy a justada que marcaban claramente sus pezones, está de más decir que sus curvas se resaltaban muy bien, yo por mi parte opte por una falda corta de color azul, en conjunto con una blusa verde igual de  ajustada que Nuria, a diferencia que ella mi sujetador impedía marcar mis pezones tal claramente, el trayecto en coche fue de alrededor de 30 minutos hasta que Juan confirmo con un mensaje de texto que ya era hora. Tardamos otros 5 minutos en trasladarnos hasta el lugar del encuentro nos detuvimos frente al portón de una gran casa, era muy grande y bonita. Antes de entrar y aun en el coche Nuria me sugirió algo que me dejo sorprendida.

-          Hemos llegado amiga te sugiero que te quites el sujetador a juan le pone mucho ver como se marca los pezones en la ropa y ahora que he venido contigo será un doble deleite para el ¿tienes algún problema con eso?

-          No para nada hemos venido a divertirnos así que hagámoslo.

Sin decir más Nuria puso en marcha el coche y entramos en aquella casa para luego estacionarse en el jardín. Estaba ansiosa habían miles de cosas que Nuria me había platicado sobre su amigo y ahora por fin lo conocería, fue ahí donde lo vi, estábamos bajando cuando el apareció, de inmediato saludo con un beso en la mejilla a mi amiga y fue ahí donde aprovecho a presentarme ante él.

-          Perdón por el inconveniente de hacerlas venir hasta mi casa pero me han topado llenos de compromisos  aun así no quería dejar pasar la oportunidad de conocer a tu amiga Paty, sé que por la  noche cenaremos todos juntos  pero este preámbulo es justo y necesario.

-          No te apures entendemos, pues te la presento, ella es Ana Patricia

-          Paty para los amigos mucho gusto Juan

-          El gusto es todo mío Paty pero que guapa eres estas hermosa y vaya tetas te cargas, perdón que sea tan directo y sea lo primero en que me fije pero es inevitable no voltearlas a ver semejante maravillas.

-          Jejeje no te agobies Paty entiende ya le hable mucho de ti y se puede decir que ya te conoce. Intervino Nuria

-          Bueno no del todo aquí mi amiga me comento que tú también tienes algo destacable y quisiera que tú me aclararas eso.

-          Jeje está Nuria tan comunicativa pues pasen y te aclaro todo.

Todos reímos ante mi comentario fue entonces que nos dispusimos a entrar a la casa. Aun no habíamos entrado del todo a la casa cuando sentí como juan me tomo por detrás colocando sus dos manos sobre mis tetas, por encima de mi ropa  mientras por detrás sentía lo duro de su paquete.

-pero que tenemos aquí dios pero que grandes que son, creo que te has quedado corta Nuria al decirme que tambien era tetona.

- vamos chicas juguemos un rato. Dime Paty ¿me las muestras?

-  jeje ya las tocaste y creo que vas algo adelantado pero bueno.

Juan se acomodó de inmediato en el sofá yo me quede de pie y me desprendí de mi ajustada blusa para dejar libre mis tetas, sin pensarla mucho juan se sacó su miembro ya erecto y comenzó a masturbarse lentamente mientras me observaba, debo mencionar que el miembro de juan era muy grande y apetecible y mira que he conocido unos cuantos en mi trayectoria, hasta este momento Nuria solo era espectadora de lo que ambos hacíamos  y eso duro hasta que juan la invito a participar. Juan se levantó y se acercó a mí con su miembro en la mano a la vez que le pedía a Nuria que se acercara.

-se buena Nuria y chúpamela mientras disfruto de estas maravillas.

Nuria se arrodillo y comenzó a chupársela mientras que Juan  se lanzó como un lobo a chuparme las tetas, los devoraba con deseo, como un adolecente pasaba de un pecho a otro lambiendo mordiendo y agarrando fuerte con las manos, volteándolos con energía, separándolos, golpeándolos con las palmas, juntándolos intentando abarcar con su boca los dos pezones, metía su cara en medio , escupía sobre ellos y restregaba la saliva para volver a magrearlos, agitándolos y chafándolos, intentaba ocupar con una  mano cada teta, pero le rebosaban, demasiado grandes para una sola mano. Nuria por su parte se deshizo de su pantalón y mientras ensalivaba el gran miembro de juan se masturbaba disfrutando de aquella verga por toda su boca. En ese momento yo era sometida por un hormigueo que llegaba de mis tetas a la punta de mis pies

-          Que buena mamadora te has vuelto Nuria pero ahora vas a aprender a ser compartida, sácate las tetas  y hazle un lugarcito a Paty para que también disfrute.

Me puse de rodillas al igual que Nuria y me abalance a devorarle esa gran verga de juan la cual había estado deseando tanto, era realmente morboso estar compartiendo este momento con mi nueva amiga, intercambiábamos los turnos para meterla toda a la boca, éramos dos completas putas entregadas a los deseos de nuestro amante, vaya suerte tiene Juan por lograr tener a dos tetonas rendidas ante él dispuestas  satisfacerlo plenamente. Mientras el disfrutaba de aquella felación sin igual que ambas le regalábamos, yo  me daba cuenta lo bien que Juan se había entrenado pues sabía perfectamente como someter a una mujer, podrán pensar lo que quieran pero yo no me cansaba de chupar esa gran verga y por lo qué pude darme cuenta mi amiga tampoco, aquello parecía una competencia ambas nos desgastábamos por hacerlo lo mejor posible y él se aprovechaba de eso, por momentos me tomaba del pelo y literalmente follaba mi boca a su gusto, mientras hacía eso metía los dedos de su mano en la boca de Nuria para que ella los chupara y esta acción la intercambiaba cuando él lo consideraba. Nosotras no dejábamos de gemir y de tocarnos nuestros chochitos  y para este momento ya se encontraban más que húmedos, Juan se cogió el instrumento y empezó a restregárselo a Nuria por los labios y por toda su cara golpeando sus mejillas, aquella imagen era brutal su verga totalmente erecta desafiando a dos mujeronas con los labios y bocas llenas de nuestras babas y con tremendos pares de tetas. En ese momento pasaba por mi mente lo que pensarían nuestros maridos si nos vieran haciendo esto, no niego que en esos instantes la culpa me invadía. Ya a este nivel podría pensarse que nada más podría pasar, pero estaba equivocada pues sin ni siquiera esperarla Juan nos tomó por la nuca suavemente y nos juntó para que nos besáramos entre nosotras, esto era algo que no había contemplado, jamás había besado a una mujer, no sé por qué pero ambas entendimos el mensaje de besarnos, yo lo dude por un instante pero fue Nuria la de la iniciativa y con un gesto aprobatorio me pidió que lo hiciéramos,  al principio fue algo incómodo más bien raro pero rápidamente le agarramos el gusto, dimos por hecho que solo era parte del juego, mientras nos besábamos juan introdujo su verga en medio de nuestro beso sintiendo la lenguas y los labios de amabas, lenta y suavemente empezó a follarse nuestras bocas a la vez que la unión de nuestros labios recorría desde la base del glande de la cada vez más dura verga haciendo unos ruidos morbosisismos. Juan podía notar las dos lenguas recorrer cada centímetro de su verga.

-          No me puedo correr sin follarme sus tetas chicas!

-          No lo harás, pero tu verga está demasiado buena para dejar de mamarla tan fácilmente. Dije yo

Nosotras no dejábamos de hacer nuestro trabajo, mientras otra subía  la otra bajaba lambiendo y succionando cada centímetro. Nuria se la cogía por la base para mantenerla fija y las dos pudiéramos disfrutarla como quien comparte un helado en un día caluroso, llegábamos hasta su glande y fundíamos nuestras lenguas en una para lamer y acariciar la punta. Nuria empezó a acariciarse la mejilla con su parte de verga que le tocaba, que por cierto ya se encontraba muy mojada por nuestra saliva, yo no quise quedarme atrás así que imite lo que Nuria hacía, más abajo nuestras tetas caían majestuosas y se rosaban entre sí. Definitivamente iba a correrse pronto. Volvió a intervenir juan.

-          Se acabó chicas necesito follarme sus tetas antes de correrme.

Nosotras obedecimos, Tome su verga y empecé a restregarla en mi pezón a la vez que lo masturbaba. Nuria se levantó y tomo a juan por la cabeza y la aplasto entre sus tetas, juan se las cogía con las dos manos y le juntaba los pezones  duros para comerlos los dos a la vez, mientras tanto yo ya me había apoderado por completo de su verga y   la había puesto bien cerquita de mi corazón en el canalillo que regalaban mis dos tetas, me las junte solo por los lados dejándole la vista libre a juan  siempre en cuando las tetas de Nuria se lo permitieran. Mis tetas rebotaban con cada envestida su glande se asomaba con dificultad y era hay cuando rápidamente aprovechaba a lamerlo con mi viciosa lengua que  complementaba mirándolo fijamente a los ojos.

-          Eres una guarra Paty vaya cubana me estas haciendo.

-           Qué bueno te guste, estás haciendo uso de unas tetas completamente mexicanas. Respondí yo giñiendo un ojo.

Era el turno de Nuria, ella se bajó para ponerse de rodillas, juan le dijo que se juntara  las tetas con los ante brazos, a mí  me tomo por la nuca y me indico que escupiera y lamiera el canalillo enorme que creaban las tetas de Nuria al juntarse, juan estaba fuera de si y eso nos volvía locas, obedecí y empecé a sobar  y lamer las tetas de Nuria , juan tomaba su instrumento y la metía en medio de mis lametazos hasta que vio que estaba bien lubricado, sin pensarlo mucho juan procedió  a meter su verga en aquel canalillo del placer y comenzó a follarse las tetas de Nuria, sus tetas bien aprisionadas entre sus brazos parecían a punto de explotar al tener que soportar las envestidas de su verga, de vez en cuando metía  mi cabeza entre su canalillo para que le lamiera lo que pudiera ver de su glande. Juan nos advirtió que su corrida  estaba cerca. Rápidamente nos colocolo una a lado de la otra para que el quedara justo en medio y comenzó a pajearse mientras centraba su mirada en nuestras tetas.

-          Tomen su premio chicas cada una tendrá su justa ración de lefa! 

 Casi por instinto ambas abrimos la boca sacando nuestras lenguas en espera de recibir su inminente corrida que en segundos nos sorprendió con numerosos y potentes chorros, los primeros cayeron en nuestras cara, juan se coordinaba perfectamente para repartir su leche en ambas caras,   sus últimos chorros terminaron de derramarse en mi boca.

-          Cuanta leche dámela toda cariño  

-          Si juan dale su lechita a Paty se lo merece. Decía Nuria  

Por último tome nuevamente su verga, ya algo flácida, y la introduje en mi boca para chuparla y limpiar los últimos rastros de semen, Nuria por su parte recaudo todo el semen de su cara y lo llevo hasta sus tetas para untarlo por todas ellas. Juan se derribó en el sofá completamente cansado pero ante todo muy satisfecho.

-          Son un dúo formidable has hecho una mancuerna increíble con Paty, esta experiencia jamás la olvidare y apuesto que ustedes tampoco la olvidaran,  espero que en otro futuro encuentro sus maridos también me dejen follarlas, creo que los tres podríamos aprender muchas cosas.

Al escuchar eso me sorprendí por completo que tenían que ver nuestros maridos en todo esto, sin ni siquiera estaban enterados y se me hiso raro que Nuria no se sorprendiera también.

-          ¿Has dicho nuestros maridos? ¿Que tienen ellos que ver aquí? Pregunte muy confundida

-          Chicos creo que ya es hora de que salgan! Grito Juan. Los dejo pues seguro tendrán cosas que hablar, y porque no también les apetecerá follar con sus esposas pues las he dejado al punto, se quedan en su casa.

Cuál fue mi sorpresa al ver como una puerta se abría y de ella salía Toni y Sergio. Sentí como literalmente la presión se me bajo no sabía que pensar.

-          Y ustedes que hacen aquí? Acaso no cada quien iría por su lado?

-          Tranquila amor discúlpame por asustarte, eso no estaba incluido en nuestro plan.

-          ¿Su plan? ¿Acaso tu sabias de esto Nuria?

-          Déjame que te explique amor.  Replico mi marido.

-          Veraz desde nuestro primer encuentro note que algo te impedía soltarte por completo y eso es algo que entiendo pues fue un cambio demasiado drástico para los 2 incluso para Toni y Nuria así que entre los tres, bueno más bien entre los 4 pues Toni aporto la mayor parte de todo decidimos darte un ambiente en el tú te soltaras por completo y por lo que acabo de ver lo conseguimos, me has regalado mi mayor fantasía.

-          Amiga te prometemos que te explicaremos todo a detalle pero se que ahora tu estas igual de excitada que yo aprovechemos que nuestros hombres están que y desquitemos todo.

No sabía que decir, no sé si estaba molesta o feliz de alguna manera mi marido me había orillado a vivir toda esta aventura y había mucho que explicar y sobre todo razonar pero no quería perder este desquite así que ahora me tocaba a mi jugar sucio.

-          Bueno sin duda me la han aplicado y ya tendrán tiempo de explicarme todo, ahora ya que estamos aquí disfrutemos los 4.

Me dirigí hasta Toni y  comencé a besarlo apasionadamente,  al ver esto Nuria y mi marido entendieron el mensaje, el intercambio ahora sería legalmente. Toni besaba mis labios desesperadamente para disfrutar de mi lengua y así comenzamos a juguetear con nuestras bocas mientras con sus manos comenzaba a  manipular  mis pechos como si estuviera amasando pan. Por lo que me daba cuenta a Toni no le importaba que minutos a tras hubiera recibido una buena corrida por parte de juan, a mi parecer eso detonaba aún más su excitación. Como era de suponerse Nuria y marido no perdían el tiempo tampoco, Sergio le había sacado la tanga y había situado su cabeza entre las piernas de ella; su lengua degustaba de los ya notables fluidos del coño de Nuria con gran frenesí, por tanto Toni estaba metido en su papel de amante.

-          Te gusta que te toquen ¿verdad?

-          Eres una puta. Tu marido es todo un cabron metiéndole manos a mi mujer y a ti te deja que te soben dos extraños ¿eso te pone?

-          Claro que me pone. Nuria no se queda atrás mírala como disfruta, vamos déjame solo de tocarme y dame algo más.

-          Quieres carne, guarra lo tienes muy húmedo.

Toni me tomo de la mano y me llevo hasta la habitación donde minutos atrás había estado con mi marido observando, hay había una cama, también pode notar que había una venta que daba una gran vista hasta la sala en donde nosotras hubimos estado con Toni, fue ahí donde entendí que aquel espejo era solo una fachada para observar sin ser vistos, en parte estaba bien pues así no perdería de vista a mi marido. Toni me lanzo sobre la cama se bajó los pantalones y se lanzó a mí de inmediato, me quite la mis últimas prendas y el busco la entrada de mi coño y comenzó a penetrarme muy lentamente.  follame le dije estoy muy cachonda. Me envestía con empujones cortos e intensos Las gotas de sudor de Toni caían sobre mi cuerpo, con sus manos agarraba mis pechos en forma de pinza poco a poco su velocidad en la penetración aumentaba, cosa que estaba disfrutado como una loca y se lo demostraba gimiendo descontroladamente pero nuestros esposos no se quedaban  atrás pues en la sala los gemidos también eran muy intensos y la curiosidad me invadía, en ese momento pedí a Toni cambiar de posición así que me puse de perrito en dirección hacia donde mi marido y Nuria estaban, ahora si tenía una visión completa de la fiesta, por un lado Toni me penetraba y por otro no me perdía de absolutamente nada de lo que en la sala trascurría. Nuria estaba sentada sobre el mueble con las piernas bien abiertas y los pechos moviéndose como flanes de un lado  a otro y mi marido apretándole los muslos. Estaba tan centrado en el mete y saca con las manos fijas en ambas tetas que ni siquiera tenía en cuanta que nosotros los observémonos, por su parte Toni estaba imparable imito lo que veía así que llevo sus manos hasta mis tetas y me las apretó con todas sus fuerzas, los golpes contra mis nalgas eran cada vez más fuertes, Toni buscaba correrse y no lo pensaba hacer dentro de mí. Me dijo que  me tumbara   boca arriba  al hacer esto mis  e tetas se  desparramaron, yo por mi parte empecé a tocar mi coñito mientras Toni  se acercó a mi cabeza y con su verga me la metió en la boca. Sus dedos no paraban de entrar y salir de aquel empapado conejito mientras gemía abriendo mis labios a lo que el aprovechaba para jugar con ellos con su glande haciéndome  vibrar de arriba abajo mientras con mi mano izquierda manoseaba mis tetas. Yo no dejaba de gemir mientras su mano se movía cada vez más enérgicamente en mi clítoris. Su otro brazo recogía como podía mis tetas haciéndolas irresistibles, el golpeaba mis labios con su verga entrecortando mis gemidos. Se puso encima de mí poniendo su miembro entre ellas,  las junte haciendo desaparecer su miembro entre aquellas masas de carne. Empezó a moverse lentamente haciendo desaparecer su instrumento yo me aguantaba las tetas juntas con las dos manos mientras intentaba meterme el glande en mi boca Aquello lo puso muy cachondo así que comenzó a moverse más rápido follándome las tetas y haciendo que se la chupara a la vez. Por instantes la sacaba de entre mis  tetas y golpeaba y restregaba su miembro con mis pezones, para al poco rato volver a meterla en aquel canalillo que lo llevaba al paraíso. El sonido de su abdomen chocando contra mis tetas y el de mi boca dejando entrar y salir su verga lo volvía loco.

- ¿Te gusta que me folle tus tetas eh Paty?

- Me encanta!

- Que suerte tiene el cabrón de tu marido.

Estaba cerca de correrse, soltó un poco mis tetas haciendo que aflojara la presión contra su pene que de repente emergió de entre las tetas moviéndose al vaivén de sus manos, yo saque la lengua y como intuyendo lo que venía.

-          Ya va, ya va

Aparte la cara y apreté mis pechos y una andada de abundante semen se esparció sobre ellas parecía que se había reservado mucho pues esa corrida fue abundante, una vez satisfecho se desvaneció a mi lado los dos terminamos agotados, a  lo único que prestábamos atención ese momento era los gritos de Nuria que seguía siendo penetrada por Sergio duraron así cosa de diez minutos hasta que escuchamos como se corría Nuria, era fácil reconocer eso y como me pude imaginar mi marido no pudo evitar hacerse el gusto con Nuria.

-          Hazme una cubana otra vez, que me muero de ganas de  correrme en tus tetas Nuria.

-          Métela entre mis tetas Sergio follamelas llénamelas de leche.

Intuí que Nuria se puso de rodillas mientras mi marido le follaba las tetas, lo último que oí fue el gran suspiro que Sergio soltó que gran corrida le regalo a mi maridito.   Luego de eso nos quedamos un rato más en casa de juan y esperamos que regresara, mientras tanto hubo tiempo de sobra para explicarme a detalle todo su plan todo aquello nos causó gracia, incluso a mí que fui la engañada. Este viaje estuvo lleno de sorpresas y muchas emociones, por mi parte goce de dos sementales españoles y pues mi marido no se puede quejar después de tanto tiempo tuvo oportunidad de disfrutar de otro gran par de tetas que es lo que le hace feliz. De nuestros amigos que puedo decir gracias a ellos conocimos un nuevo país, pero sobre todo una nueva forma de disfrutar el sexo.  3 días después regresamos México aún tengo, actualmente aún sigo en  contacto con Nuria y ahora ella quiere visitar nuestro país en un futuro quien sabe que cosas nuevas nos falte por conocer.

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© VegaDD

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de VegaDD
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)