Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.856 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.608 Miembros | 19.672 Autores | 100.740 Relatos 
Fecha: 12-Oct-17 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Carlos-Carlota 2

Geldi Gonai
Accesos: 6.886
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Sigue el relato de la transformación de Carlos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Mi vida transcurría, con tranquilidad, el trabajo me iba bien y, al correrse la voz en el ambiente de que yo ya no salía con Hans, mi vida social era rica y agradable, había tenido tres relaciones completas (todas con condón y no muy del otro mundo) y algún otro chapuzón de sexo oral mientras me pajeaba. Nada fuera de lo corriente.

Tal que un martes, un cliente me citó en Lisboa para el sábado, para tratar de un contrato interesante para traducir una serie de libros de autores noveles ingleses al español. Me reservó habitación en el hotel Fontecruz y asi mismo hizo con los pasajes de avión desde Madrid, en primera clase.

No era la primera vez que tenía que viajar al extranjero para entrevistarme con un cliente; este en concreto, era un viejo conocido con quien ya había hecho negocios antes. De modo que hice la maleta y aparecí en Lisboa a las 12 del medio día del sábado para comer con George y tener una amplia reunión de trabajo el sábado por la tarde; después noche libre y el domingo por la tarde tomar el vuelo a Madrid para regresar a casa.

Al salir del taxi y entrar en el hotel, no pude por menos de fijarme en otra persona que también estaba entrando a la vez que yo, un negro guapísimo, alto, precioso, vestido con un elegante traje y zapatos italianos. Nos dirigimos hacia la recepción casi a la vez, de modo que el recepcionista no supo a quien dirigirse primero; los tres nos reímos, y yo le cedí el turno. No pude evitar oír su nombre al recepcionista cuando lo leyó del pasaporte. Anwar...luz….

En ese momento sonó mi teléfono móvil. Era George que me citaba para dentro de una hora y media en un conocido restaurante, de modo que solo tenía que registrarme, subir a la habitación, cambiarme de ropa y bajar a la calle, pedir un taxi y todo listo. Cuando me despedí de George, Anwar ya no estaba, y con las mismas yo me fui a lo mío.

Subí a la habitación, abrí las ventanas y abrí la maleta para decidir que ropa me iba a poner en un excelente día de primavera. Tomé una ducha rápida y me perfumé...apenas neceito afeitarme nunca Elegí unos dockers beige con mocasines claros a juego y una camisa de algodón blanca. Y me puse una tanga preciosa, de color blanco, que dejaba al descubierto todas mis nalgas y que tapaba perfectamente mi minúsculo pene y mis pequeños genitales. Empaqué mis cosas personales, mi tableta y algunos documentosen una bandolera de piel negra y salí del hotel a reunirme con George.

La comida fue muy agradable, hacía un par de años que no nos veíamos, en Madrid, charlamos de los viejos tiempos y esas cosas y dejamos para una larga sobremesa en una sala privada del restaurante los detalles del contrato y las cuestiones profesionales. Lo rubricamos a eso de las 8 de la tarde con un apretón de manos y le dije que volvería al hotel para mandarle un correo con ciertas especificaciones. Y eso hice...me quedé en uno de los salones VIP del hotel con mi tableta y algunos papeles mientras tomaba un whisky, y luego otro. Terminé y cerré la tableta tras enviar el último correo, me dirigí a la barra para firmar la nota de las consumiciones y ¡oh sorpresa!, apareció Anwar caminando hacia la barra mirándome y con una estremecedora sonrisa (al menos eso me pareció a mi), pidió una copa y le dijo al camarero que me pusiera otra de lo mismo que yo tomaba, y bueno...acepté. Me dio las gracias por la amabilidad que había mostrado esa mañana, y que faltaría más y todo eso...yo no hacía mucho caso porque con los efluvios de la alcohol y la belleza que tenía delante me estaba poniendo a 100.

Me contó que era tunecino y que se dedicaba a los negocios de merchandising de conservas y que viajaba bastante entre Europa y Africa...y en fin, que seguimos charlando y bebiendo. En un momento dado, sugirió que subiéramos a su suite a seguir charlando, que aún era pronto y que estaríamos más cómodos, le dije que si...aquello me estaba volviendo loco.

Subimos y me dijo que me pusiera cómodo, que iba a quitarse los zapatos y que si yo quería que hiciera lo mismo, y eso hice. Me quedé mirando la suite mientras trataba de ordenar mis pensamientos; el tiempo pasó rápido y Anwar apareció vestido con una bata de seda dejando entrever casi todo su torso y las piernas...era maravilloso...nunca había estado tan cerca de un hombre que estuviera así de bueno, era un auténtico bombón.

Yo creo que ahí fue donde me cazó, en la cara que puse; adivinó la clase de hombre que era. Se acercó a mi y me besó. Mi cuerpo se electrizó inmediatamente y empecé a acariciarle el torso, la cara, respirando cada vez más rápido.

La cabeza me daba vueltas y ya todo me daba igual. Sentía que era suyo y que haría lo que me pidiese. Me fue quitando la camisa mientras seguía comiéndome la lengua y yo me retorcía mientras me desabrochaba el cinto del pantalón, que cayo al suelo, dejando al descubierto mis bragas, las miró por un instante y cogiéndome del pelo, me llevó al dormitorio, donde me ordenó arrodillarme y empezar a comerle la polla. No me lo tuvo que decir dos veces, al poco ya me estaba follando la boca con un pene esplendoroso, precioso, brillante, duro como una piedra…

Saqué su polla de mi boca y me puse a chuparle los huevos…

-Quiero que me folles, por favor…

Y le acariciaba la polla mientras le seguía chupando los huevos…

Entonces me puso a cuatro patas encima de la cama, apartó mis bragas y mientras las agarraba cual riendas de caballo, me metió de un golpe su polla en el culo hasta dentro, me dio dos nalgadas, y me dijo:

-Cabalga, mueve tu culo de sissy, a ver si eres capaz de sacarme la leche…

Y empecé a moverme poseído por el deseo, clavándome en esa polla todo lo que podía, volviendo la cabeza para mirarle mientras el me azotaba y tiraba de mis bragas. Estuvimos así no se cuanto, entonces me dio la vuelta, me rompió las bragasy me puso en la posición del misionero, le agarré su torso con mis piernas y me dejé follar.

Entonces ocurrió...noté que me iba a correr con su polla dentro, sin tocarme; nunca había sentido nada así y me volví loco, empecé a gemir y a moverme espasmódicamente…

Y se lo le pedí, pedí a Arwan con la voz rasgada que me diera su leche, y que yo le daría la mía, le atraje hacia mi boca y me comí su lengua mientras se corría dentro de mi culo y yo le apretaba contra mi mientras me corría en mi abdomen mojando el suyo sin que nadie tocara mi minipolla.

Era la primera vez que tenía un orgasmo con la polla de un hombre sin que me tocaran. 

Así fue el primer paso en el camino que me ha conducido hasta donde estoy ahora.

Son las 4 de la mañana. Pronto amanecerá aquí y tengo que estar a punto. Los trabajadores del puerto y de la fábrica de harina de pescado cambian de turno en breve y tenemos que estar listas. He dormido 6 horas, voy a meterme un par de rayas de speed, a arreglarme y a vestirme. Sombra de ojos azul, pestañas postizas largas y mucho maquillaje. Como tengo botox en los labios, el rojo puta con gloss brillante (asi no se quita con las mamadas) que me pongo (como en las uñas de los dedos de las manos y pies), destaca mucho.

Voy a ponerme unos pendientes largos hasta casi los hombros, a algunos hombres les gusta tirar de ellos mientras nos follan la boca con las manos a la espalda.

Mi pecho no necesitan sujetador, tengo unas tetas de bimbo; redondas, grandes firmes y sólidas pero tenemos orden de usarlo para poder ponerlo por debajo deellas, a los hombres les gusta que lo hagamos y que nos toquemos los pezones unos momentos antes de chuparles la polla; me pondré una minifalda negra ajustada que deja ver medio culo y casi todo el coño. Sin bragas y con todo al aire, así las terminaciones nerviosas empiezan a hacer efecto en nosotras. Unas medias de red rotas auto ajustables a la parte alta del muslo casi al final de la pierna de color verde, y unos stilettos de 6 ½ pulgadas de color rojo con correa en el tobillo.

Y a la calle, ya estoy excitada y me pica el coño. Cuatro hombres se han fijado en mi. Me chupo un dedo de una mano mientras me pajeo con la otra. Soy barata, por 50 euros soy suya durante media hora y un poco más. Sara ha empezado antes que yo y se está follando a un chino y a un árabe a la vez. El árabe la encula y el chino le folla la boca. En el callejón, en medio de la calle, nos da igual a todas en un momento dado, pero a ella le gusta que otros la vean follar, que así se animan y la piden después...debe de haber estado con otros antes porque me he fijado que le chorrea cosa blanca del coño y gime como una cerda cuando el árabe empuja su culo cuando la empala...tiene un buen rabo el árabe ese...la envidio en este momento.

Estos quieren privacidad, así que les voy a subir a la habitación. Margareth, la puta de confianza de Ahmed nos mira subir por la escalera del hotelucho. Nos mira mientras ve a una vieja guarra puta transexual con el coño chorreando y los ojos vidriosos de deseo subir por las escaleras con las pollas de dos hombres una en cada mano y baboseada y tocada, a que la follen como quieran. Así ha sido, me han jodido de todas las formas posibles, me han pegado en el culo, en la cara, me han meado y se han corrido todos dentro de mi dos veces. He estado a la altura todo el tiempo provocándoles, pidiéndoles más, diciéndoles que me parecía poco lo que me daban y les he puesto rabiosos a más no poder. Ha sido una buena follada, de esas que te hacen disfrutar de tu trabajo, cuando ves que puedes dominar a 4 hombres con tu boca, con tu culo y con tu coño, y ellos creen que te follan a tí, pero en realidad eres tu quien se los está follando a ellos. Si Ahmed me hubiera visto, le hubiera gustado como me estaba portando. Nos tiene educadas para ser putas de esa clase, simplemente tenemos que asumir lo que somos y en lo que nos han convertido, que somos unas guarras y unas cerdas y que cada día tenemos que serlo más, que antes éramos hombres, que ahora ya no, que ahora éramos putas baratas y que no hay vuelta atrás y lo mejor es que disfrutemos de lo que somos mientras podamos.

Los cuatro me han prometido que volverán, me han preguntado si soporto a alguno más y les he dicho que a los que quieran.

Cuando se han ido, no me ha dado tiempo siquiera de nada, ni de beber agua. Margareth ha subido y me ha dicho que durante toda esa mañana no me limpie, que si quiere, que me meta la mano y que me beba lo que me hayan echado. Me ha ordenado que me arrodillara, se ha levantado la falda y ha señalado su coño con su dedo. Lo he entendido y me he puesto a comerle el coño mientras lo apretaba contra mi con las manos en sus nalgas. Se ha corrido en mi boca y me ha dicho que me quitara el sujetador y la falda y que me pusiera como estaba, que me tocara las tetas mientras ella iba a usar mi boca para pajearse, pero antes, me colocó dos vibradores bien gordos en mi culo y en mi coño.

Mientras se pajeaba con mi boca, yo cabalgaba sobre los consoladores me hablaba de lo zorra y lo buena puta en que me había convertido y que tenía que seguir así o mejorando, que nuestro chulo tenía planes para ganar más dinero con su cuadra de putas.

Me agarraba del pelo frenéticamente, se iba a correr otra vez. Se separó de mi y me empujó al suelo...y me dijo que abriera la boca. Empezó a mear sobre mi boca y mis tetas mientras yo me pajeaba con los dildos...hasta que me corrí yo también mezclando mi poquita leche con la que ya tenía dentro del coño.

Así que se bajo la falda y me dijo que en 5 minutos me quería en la calle.

Y se fue.

Recogí la falda, me la puse, me ajuste de nuevo el sujetador y me alisé las medias. No me hacía falta más rojo de labios, pero me puse más. Mientras me miraba en el espejo pensé en que me gustaba lo que me habían hecho y en qué me habían convertido.

Los dildos no son como las pollas. Mi coño y mi culo estaban empezando a pedir lo suyo. En menos de media hora ya estaría desesperada porque me follaran.

Mientras bajaba por las escaleras, Petra subía con 6 negros, los ojos enrojecidos y el coño y el culo chorreando de blanco, igual que yo mientras bajaba...Me lo he pensado mejor, en lugar de ir a la calle, me he dado media vuelta y me he ido con Petra y con los negros. Estaba harta del plástico en mis agujeros y quería carne fresca, gorda y dura de negro en el coño y en el culo...y lechecita caliente en la garganta para beber.

Petra y yo fuimos una vez hombres, pero yo no se si ella se acuerda. Tiene 52 años y cada dos años la operan para estirarla y ponerle tetas nuevas y duras y arreglarle las nalgas. Es la puta que más dinero le da a ganar a Ahmed, consigue que los hombres se corran rápido y así está lista para que la follen más. Tiene también el mismo tema que yo en el culo y en el coño, pero al ser mayor, al parecer el efecto nervioso es más acusado, y cada vez que la operan la tranquilidad le dura menos. A mi a la media hora ya me da bastante guerra y me pongo ya loca, pero a ella en 15 minutos ya está que folla gratis. Ahmed lo sabe y cuando procede la pone en el bar en una especie de “Happy Hour”, para que la follen bien fuerte y se calme. Si hay clientes no es necesario, claro, y a ella le gusta engatusarles en la calle, le gusta trabajar de puta, currárselo, como yo, pero ella es más puta, yo llevo solo un par de años y ella lleva ya más de 18. La cazaron a los veintipico, y hace 10 que le reasignaron el sexo...hasta entonces tuvo polla, pero estaba castrada. También ha pasado por varios chulos, como yo.

A las dos nos gusta que nos lo hagan de tres en tres o más. El caso es que cuando entramos en la habitación, las dos estábamos cachondas de la muerte chorreando semen de hombre por el ano y por el coño, y al verlo, los negros nos dijeron de hacer un lesbiano con un 69 ya mismo y que nos limpiáramos bien para sus pollas, así que nos empezamos a besar mirándonos a los ojos metiéndonos la lengua hasta la garganta y tocándonos el coño para sacar algo de lefa, yo el de ella y ella el mío, y nos lo íbamos metiendo en la boca mientras nos seguíamos besando con la boca ya blanca chorreando también por ahí semen de hombre. Estábamos muy salidas ya y nos montamos el 69 mientras que los hombres nos iban poniendo pollas en la boca mientras follaban el culo de la que en ese momento estaba arriba. Nos follaron de tres en tres, cambiando cuando querían, también tuvimos las dos una polla en el coño, dos en el culo, otra en la boca y otras dos en cada mano durante un rato, mientras que una de nosotras comía los culos de los hombres que follaban a la otra. Las dos bebimos leche y las dos acabamos con el culo y el coño chorreando. Cuando los negros se fueron, nos quedamos las dos solas y volvimos a hacer un lesbiano, pero solas...nos quitamos la ropa y nos limpiamos bien los agujeros y recuperamos casi toda la leche, Entonces Petra se arrodilló debajo de mi coño y me pidió que la meara y eso hice, le eche mi lluvia dorada por encima de las tetas y por la boca...La besé cuando terminé y nos pusimos de nuevo la ropa, nos arreglamos el maquillaje, y ya puestas, antes de salir, nos abrazamos y nos dimos un morreo de escándalo. Ambas sabíamos que esa noche íbamos a tener un fiestón de los gordos.

No se por qué pero me vino a la cabeza aquel polvo con Anwar...y como eso cambió todo…

Ya ha amanecido, Mi chulo ha venido y me ha mandado meterme unas rayas de coca. Me siento bien cuando se que me miran el culo cuando camino por la calle donde estamos todas las putas y los travestis esperando que un chulo las opere y las convierta en putas de verdad, como yo.



© Geldi Gonai

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Geldi Gonai
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)