Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.572 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.532 Miembros | 19.657 Autores | 100.665 Relatos 
Fecha: 11-Sep-06 « Anterior | Siguiente » en Hetero: General

Internet para madres

dulcemarD
Accesos: 14.327
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
O de cómo enseñando un poco de informática se puede llegar a follar a la cachonda madre un amigo. Que nunca muera la amistad ni su mamá Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Internet para madres

O de cómo enseñando un poco de informática se puede llegar a follar a la cachonda madre un amigo. Que nunca muera la amistad ni su mamá.

Solía ir a casa de Juan dos o tres veces a la semana para estudiar en su habitación, y hacer los trabajos que nos pedían en su ordenador, ya que el mío era, por decirlo de un modo sutil, una patata. También aprovechábamos para echar unas partidas a cualquier juego de moda, ver alguna página morbosa o chatear.

He de decir que yo también disfrutaba contemplando la belleza de su madre. Me encantaba ir a su casa y compartir un poco de conversación con ella , mientras la admiraba de arriba abajo. Era una mujer de unos cuarenta años, la típica madre a la que te gustaría volverla a hacer madre una vez más, muy coqueta y pija, con una figura espectacular y que solía vestir algun día que otro con mucha provocación. Sus ojos azules me proporcionaban gran tranquilidad, en contrapartida a sus curvas que me elevaban a un estado total de ansiedad.

Pienso que ella se daba cuenta de que me ponía como un toro pero nunca hizo mención alguna a ello. Muy al contrario siempre evadía situaciones que podían llegar a ser compremetedoras. Pero como reza el refrán "Tanto va el cántaro a la fuente …"

En una de esas visitas a su casa, y mientras mi amigo y yo nos echábamos unas partidas a la play alguien golpeó la puerta, era la madre. Comentaré algo que siempre me resultó curioso de allí, cuando una puerta estaba cerrada era de obligado cumplimiento por cualquiera de los habitantes de la casa el golpear la puerta y pedir permiso para pasar, estando casi religiosamente prohibido entrar sin llamar. De hecho en algunas puertas tenían una señal indicándolo.

El caso es que ella entró y preguntó si le podíamos enseñar una página web, que no tenía mucha idea de ordenadores y tenía que ver algo del trabajo. Resultó que tenía que realizar un proyecto de arquitectura para no se que tipo de Congreso en Cuenca, y no tenía ni idea de informática. Debía tenerlo listo en dos días.

Le intentamos enseñar lo más rápido posible lo que le hacía falta mientras me comentaba que era una inútil en las nuevas tecnologías. Su hijo tampoco es que fuera un experto informático, asi que hablando un poco sobre el tema, el hijo propuso algo.

"Puede ayudarte Juan con ese proyecto, él controla mucho de informática y estos días estamos de vacaciones"

Yo asentí. Me parecía bien y no tenía ningun problema por el tiempo.

"Me parece genial, si a Juan no le molesta. Es que estoy super agobiada con esto y debo terminarlo, y no se apenas que es un ratón".

Quedamos en que me pasaría el día siguiente a las 5 de la tarde para asi acabar cuanto antes. Salió de la habitación dandome las gracias. Eran las 10 de la noche y me tenía que ir.

"Joe, mañana vas a tener que aguantarla toda la tarde, vaya tela" me dijo mi colega.

"Bueno, no será para tanto, tu madre parece muy lista ( aparte de estar muy buena, pensaba) y lo terminaremos pronto". Le contesté.

" A mi me da igual, no pienso estar aquí para aguantarlo, piraré a la playa con la moto y mi novia"

Cojonudo, me quedaría a solas con la madre, tendría historia para masturbarme esta noche y alguna más ya que nada más podría pasar.

Eran las cinco y diez de la tarde y llegué al piso de mi amigo, este día más bien el de la madre.

"Hola Juan, ¿Cómo estás? " me dijo dándonos dos besos.

"Bien, con mucho calor, con lo bien que se estaba en la playa"

"Creo que andan cerca de los 40 grados, esto es bochornoso, y sin aire acondicionado en esta casa antigua. Ojala nos cambiemos pronto".

"Bueno, a aguantarse toca"

"Sí, ya ves como voy, estoy casi sin ropa, no aguanto la verdad, y eso que me acabo de dar una ducha fresca"

Vestía una falda hasta las rodillas y una camiseta negra de Armani. La falda seguro que también era de marca, ya que le gustaban los lujos. Llevaba también unas pendientes de brillantes, dos anillos y un colgante grande en forma de corazón. En los pies unos elegantes zapatos de tacón.

Entramos en la habitación, que estaba más limpia y ordenada que de costumbre. Me ofreció algo para beber.

"Notarás un cambio en la habitación en cuanto a orden y limpieza, mi hijo es un desastre, ahora te traigo el agua"

La habitación estaba impecable. Olía a perfume, la cama estaba hecha, la mesa limpia y el armario cerrado. Los postres de las mujeres fruto de deseo de mi amigo colgadas donde siempre. Angelina Jolie, Jennifer Lopez , etc… Yo estaba con Cristina Fernandez.

Al llegar empezamos con el trabajo. Ella se sentó en el borde de la cama y yo en la silla y le expliqué por encima el funcionamiento del pc. Como mover el ratón, encender el ordenador, y esos pequeños detalles principales.

"Tener hijos para nada, siempre diciéndole que me enseñe y tiene que venir un amigo"

"Los hijos somos así de vagos"

Nos adentramos en Word y al rato le cedí mi sitio para que fuera familiarizándose con el PC. Al levantarse de la cama pude contemplar sus piernas. Eran fuertes y estaban muy bien cuidadas. Depiladas y sin ninguna variz. Era una mujer que se cuidaba y a la que le gustaba estar a la última.

"Ahora te toca a ti"

Fue a encender el ordenador en la torre que estaba a la altura del suelo y al bajarse le ví de reojo para el hueco que dejaba entre la camiseta y su cuerpo. Pude contemplar una de las copas de su sostén rojo de seda y uno de los tirantes. Sus pechos no es que fueran exagerados pero tampoco parecían pequeños, quizás llegase a una talla 95, puedo que casi 100.

Se encendió el ordenador y empezaron los problemas. No tenía casi pulso para mover el ratón. Me levanté y puse mi mano encima de la suya para ayudarle. Al entrar en contacto con ella por primera vez de esa manera sentí algo extraño. Cada vez que moviamos el ratón me desplazaba por su mano y sentía un excitante cosquilleo que me hizo poner la piel de gallina.

Seguimos intentando abrir el Word, y lo conseguimos. Parecía que empezaba a pillarle el truco. El calor que hacía en la habitación era infernal. Nuestras manos sudaban al igual que el resto del cuerpo. Yo llevaba pantalón corto y una camiseta y estaba que me moría.

"No se que vamos a hacer asi, nos vamos a achicharrar" me dijo.

"Esto es increíble, vaya dia"

"Hagamos un descanso, me voy a duchar , si quieres luego dúchate tu cuando termine"

Salió de la habitación y se metió en el baño que estaba en frente del dormitorio. Escuche el ruido del agua sobre la bañera hasta que varió el sonido, se había metido. Me levanté y fui hasta allí. La puerta estaba entreabierta y pude contemplarla desnuda, de espaldas, mostrandome sus dos nalgas bien duras. Intenté desviar la vista y retirarme al ordenador, lo que estaba haciendo no era lo correcto, era la madre de mi amigo.

No fui capaz y seguí contemplando a esa preciosa y madura mujer. Ahora se había dado la vuelta y pude ver como de sus pechos mojados, de sus rosados pezones caian gotas de agua que bajaban por su estomago y se desviaban hasta sus piernas a traves de su depilado coño. En seguida noté como mi polla empezaba a crecer. Me empecé a tocar presenciando esa imagan, Me estaba masturbando en el pasillo de la casa de mi amigo viendo a su madre duchándose. Ella me podía ver, cualquiera podía entrar ahora en casa, su hermana, su marido…

Decidí que debía hacer algo más, que estaba ante una oportunidad única. Después de pensarmelo mucho pero en pocos segundos, me desnudé por completo y abrí poco a poco la puerta. Al escuchar un pequeño crujido, ella se giró y me vió completamente desnudo con la polla en mi mano tiesa y quieto.

Se quedó paralizada por un momento mirándo mi pene duro en mi mano y con un gesto me pidió que fuese hacia ella. Llegué a la ducha y me tendió la mano para entrar. Ya dentro me empezó a frotar todo el cuerpo con la esponja, a enjabonarme cada rincón de mi cuerpo.Pasó agua por delante y por detrás hasta que me quitó toda la espuma que tenía y lo mismo hizo con ella. Y con su mano izquierda agarró mi polla y comenzó a masturbarme.

"No voy a follar contigo, no lo haré"

"Te lo suplico, deseo follarte localmente"

"Si no lo haces, le comentaré a tu familia lo que hemos hecho hoy"

"No lo vas a hacer, por que te matarian"

"Lo haré, ya lo verás, quiero follarte"

Se agacho en la bañera y comenzo a meterse todo mi miembro en su boca, me hizo una mamada en toda regla. No dejo de mover la boca y la lengua en un instante, lo hizo tan bien que estaba a punto de correrme. Sin decirle nada, me empecé a correr en su boca, ella no reaccionó y siguió chupando mi verga con muchas ganas. Lamió todo lo que salía de mi polla y se lo tragó con energía, cuando acabó y en tono de enfado me dijo.

"Vete de aquí , por favor, ya has tenido lo que querias cabrón de mierda"

"No me iré todavía, si no me das tu coño me darás tu culo , y me lo vas a dar ahora"

La agarré por un brazo y la giré. Ella no puso impedimento alguno. Le subí una pierna al lateral de la bañera y abrí sus nalgas. Agarré la polla con mi mano y empecé a buscar su ano. Cuando lo encontré hice un movimiento hacía arriba e inserté mi polla por su culo. No tuvo ningún obstáculo para entrar en su culo, sus gemidos aparecieron, aunque muy leves, se agarro a los barrotes de la mampara y llevo su cara al cristal, hizo fuerza con todo el cuerpo. Seguí follando su culo mientras tiraba de su melena hacía abajo para poder besarla, se resistía a mis besos.

Cuando ya no podia más, me corrí dentro de su culo. Le dí todo lo que llevaba dentro y se lo dí con mucho cariño. Se dio la vuelta

"Vete de aquí de una puta vez cabrón"

"¿No te ha gustado?"

"Que te vayas de una vez"

Salí de la ducha y me sequé, ella quedó sentada en la bañera llorando, tal vez arrepentida de haber hecho lo que hizo. Antes de salir del baño la miré.

"Gracias Cristina, eres la mejor madre que conozco, y esto de la informática es muy placentero ¿No crees? "

Me lanzó un corte de mangas.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© dulcemarD

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de dulcemarD
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)