Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.180 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.539 Miembros | 19.657 Autores | 100.665 Relatos 
Fecha: 11-Feb-13 « Anterior | Siguiente » en Gays

Delirios de Soledad III.

Mebarak
Accesos: 2.136
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 30 min. ]
 -   + 
Tercera parte de la historia de mi vida, ahora veremos como mi vida da un giro total que ni yo mismo lo esperaba… Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Capítulo 3: Liberación y Nuevo Amor.

 

¡Hola! Nuevamente a todos les saludo con mucho afecto y agradecimiento por seguir mi saga de relatos, gracias también a quienes me hacen llegar sus opiniones tanto por comentarios como por e-mail, estas son muy importantes para mí y las tengo muy en cuenta. Estoy muy feliz de que haya gustado a algunos y estén interesados en seguir leyendo sobre cómo ha sido mi vida en estos últimos meses.

Sin más qué decir ya, no los hago esperar más y los dejo ya con mi relato.

***

“La pequeña criatura se mantenía hundida en el fango sin posibilidades de un día salir finalmente y liberarse de ese renegrido y viscoso lodo que le apresaba evitando que tuviese una vida normal como la había tenido antes de aventurarse a conocer al mundo. Sumado a esto, el dolor que le generaba las espinas de la rosa cada vez se reducía más, ya se estaba acostumbrando a sentirlo y vivir con él.

 

La noche le dijo en una ocasión ‘Pequeño esa rosa te está hiriendo ¿por qué no la sueltas?’ a lo que este le respondió sereno ‘Lo he intentado desde hace mucho tiempo pero no he podido’, la luna atenta se encontraba viendo la plática e intervino preguntando curiosa ‘¿Por qué?’; la criaturita suspiro profundamente haciendo que sus pulmones se llenaran del fresco perfume del aire que en el bosque se respiraba y estremeciéndose internamente respondió: ‘El amor es algo con lo que no se puede vivir sin él ya conociéndolo, es un sentimiento puro y perfecto. Los humanos pueden encontrar el amor en muchas cosas en su vida, no obstante en mi vida esta rosa es la única forma de amor que he conocido desde que vine de mi mundo al suyo, no puedo deshacerme de ella’. La noche y la luna se quedaron sin hallar que responder”.

Como lo mencioné en mi capitulo anterior, el día posterior al de la Misa de Graduación y que como valor agregado tuve mi primer beso, fue el acto oficial; ese día sábado fue muy especial para mí porque cerraba un largo ciclo de preparación académica, un ciclo de buenas y malas experiencias vividas de las cuales aprendí de mis errores y ahora debo aplicar eso que aprendí en mi vida, un ciclo de esfuerzos tanto de mi parte como de mis padres, que a pesar de las dificultades económicas vividas en ocasiones nunca dejaron de luchar para que yo pudiera llevar un camino hacia la superación y el éxito, creo estaré eternamente agradecido con ellos por eso. A pesar de esa alegría que sentía tenía otra sensación que era contraria, me sentía triste como cuando me gradué de la escuela primaria porque ya me tendría que separar de mis amigos y compañeros, quizás nunca volvería a ver a algunos ya que todos éramos de pueblos diferentes. Había algo de lo que más me lamentaba, y eso era que ya no vería a mi idiota amigo Carlos, ya no podríamos repetir lo que habíamos hecho el día anterior o más cositas jejeje.

En esa última semana de noviembre iniciaría con el permiso de mis padres, mi medio año sabático, ya que por razones de la vida no he podido iniciar mi máximo sueño, la universidad, por lo tanto desde ese día he pasado en casa tranquilamente ayudando en lo que pueda y poniendo en orden los desórdenes de ideas que tenía en mi mente. A pesar de eso ya me aburrí de estar en casa y he comenzado la búsqueda de un empleo para poder iniciar a contribuir a la sostenibilidad de mi hogar y primeramente nuestro creador el próximo año si poder iniciar mis estudios universitarios.

Desde que me gradué y dejé de ver a mis amigos, mi vida se volvió más aburrida que de costumbre porque la monotonía me atrapó y me ató a sus pesadas cadenas, todos los días más de lo mismo; gracias a Carlos esta se había roto un poco, me divertía mucho cuando hablábamos de nuestros temas y me contaba los chismes del instituto porque aunque él lo niegue parecía paparazzi en ese sentido por la forma en que le daba seguimiento a los sucesos que ocurrían.

A pesar de que ya no lo haya expresado mucho en mi capitulo anterior, mi sufrimiento por Rodrigo continuaba sin cesar carcomiéndome y haciéndome sentir muy mal, pensando en que quizás nunca me lo iba a poder sacar de la cabeza, más en esos momentos que no tenía algo con lo que podría entretenerme, pasar el tiempo y pensar en otras cosas que no fuese él, mi vida se estaba convirtiendo en un tormento enorme y sin salida. No sé si a ustedes ya les ha pasado que ven una cosa sin importancia y su mente de una manera inconsciente relaciona eso con el chico que les gusta jajaja pues eso me pasaba a mí, realmente es abrumador, veía cualquier cosa y se me venían recuerdos de cuando él y yo éramos los mejores amigos, no como lo era en ese entonces que se había vuelto muy indiferente conmigo, a veces hasta me ignoraba; un día hasta llegué a pensar que quizás alguien le había dicho algo sobre que soy gay.

Esa duda la mantuve hasta una tarde escuché que alguien llamaba a la puerta de mi casa, mi mamá fue a ver quién era, pude escuchar esa voz que me estremecía y tenía mucho tiempo de no escuchar diciendo “Buenas tardes Sra. Carmen ¿Se encuentra Adrián?” casi me da un infarto y salí como un rayo a recibirlo. Nos saludamos y todo normal, él necesitaba que le ayudara en unos asuntos de la universidad a la que entraría para estudiar este año, yo con muchísimo gusto lo hice y nos quedamos platicando de la forma en que lo hacíamos antes, me sentí muy feliz por eso.

Entonces a falta de ocupación y de excesiva soledad empecé a frecuentar más Facebook, tanto mi cuenta habitual como la que utilizaba para la gente que había conocido en todorelatos.com. En este último me la pasaba muy bien platicando con varios de mis escritores favoritos entre ellos mi buen amigo Alejandro.

“Algo misterioso estaba ocurriendo en aquel lugar, a partir del día en que encontró la primera pluma blanca, todas las mañanas cuando salía el sol aparecían nuevamente de una a dos. La criatura intrigada por esto le preguntó en una ocasión a la luna si sabía a quién le pertenecía ese tipo de plumas, la hermosa y plateada luna le respondió que no pero que posiblemente era de alguna paloma; el pequeño ser recordó que entre los humanos había escuchado decir que esta ave representaba la esperanza, se  sintió muy bien de saber que esta estaba llegando a su vida y que pronto todo su tormento acabaría

 

Una tarde la pequeña criatura no se sentía muy bien, sentía que el lodo se estaba volviendo más sofocante y lo asfixiaría en cualquier momento, sumado a esto el sol regio y todopoderoso del día sus rayos fuertes lanzaba justo a la cara del sufrido ser, en ese instante las heridas originadas por la rosa en sus manos le empezaron a doler muchísimo más a lo que ya estaba acostumbrado… estaba sufriendo más de lo que ya lo había hecho; tenía el presentimiento que pronto perdería la conciencia, se desmayaría y moriría lentamente por el dolor que le estaba envolviendo”. 

Una tarde estaba conectado a la red social y noté que mi amigo colombiano también y abrí la ventana para chatear. Creo que ya muchos de ustedes queridos lectores saben el lenguaje de FB pero por si las dudas aparecen aclararé que “O.O” denota sorpresa, “o.O” denota que algo parece extraño y creo que otras son obvias en su significado y las entenderán bien, espero jejeje. Fue algo así:

ÁNGEL: Hola :)

ALEJANDRO: Hola chico que besa a otro chico

ÁNGEL: Jajaja ya deja eso xD ¿cómo estás?

ALEJANDRO: No me quejo, estoy bien ¿y tú?

ÁNGEL: Bien… aunque un poco aburrido en casa :P jejeje

ALEJANDRO: Oye, yo por todo este tiempo que llevamos en comunicación he notado y sé que no eres una mala persona.

ÁNGEL: Jejeje gracias ;) y…¿eso a que viene ahora?

ALEJANDRO: ¿Aque si a ti no te ha dado curiosidad saber cómo es la persona con quien estás hablando?

ÁNGEL: Jejeje debo admitirlo que sí.

ALEJANDRO: ¿Quieres conocerme?

ÁNGEL: Si no hay problema, sí.

ALEJANDRO: Tranquilo.

ÁNGEL: Entonces, síiiii.

ALEJANDRO: Ok… espérame un minuto te enviaré una foto a tu correo.

ÁNGEL: Ok.

Siendo sincero, le mentí a Alejandro, no en lo que le dije sobre que sí quería conocerlo sino que en lo de la curiosidad, porque realmente no se me había cruzado por la mente esa idea ya que consentía que como algunos escritores él mantenía el anonimato con respecto a su imagen. No obstante en el momento que me lo dijo mi curiosidad se activó y a su pregunta de que si quería conocerlo le respondí con toda la verdad. Transcurrió un tiempo prudencial y muy acorde a lo que me había dicho cuando me volvió a escribir.

ALEJANDRO: Ya lo envié, mira tu correo.

ÁNGEL: Ahora, tú espérame.

ALEJANDRO: Ok. Este es el momento de la tensión.

ÁNGEL: Qué nervios jajaja.

Me dispuse a entrar a mi correo por el navegador del celular pero al entrar me di contra la pared porque no me mostraba la foto, me lamenté por eso ya que la curiosidad me mataba ya. Salí de mi bandeja de entradas en el correo y regresé a FB.

ÁNGEL: Malas noticias, no pude ver la foto gracias a este estúpido celular :P

ALEJANDRO: Nooooo :o

ÁNGEL: Te prometo que tan pronto como pueda la veré :).

ALEJANDRO: Ok Ángel.

En ese instante, como cuando mis compañeras me preguntaron la hora el día de mi primer beso, un bombillo enorme apareció volando sobre mi cabeza y se encendió.

ÁNGEL: Espérame otro instante, ya vuelvo.

Me salí abruptamente de mi cuenta, sin esperar la respuesta de mi amigo e ingresé a mi correo mediante la aplicación UC Browser que tiene mi celular. Fue así, como finalmente pude ver la foto de mi amigo y calmar la curiosidad que él mismo había sembrado en mí, se preguntarán ¿Cómo es el chico que encontré en la foto? Pues era un chico que por lo que podía ver me sobrepasaba por unos cuantos centímetros, cabello negro peinado con una pequeña cresta, ojos oscuros, piel morena quizá un poco más que la mía, de complexión delgada de una manera proporcionada haciéndolo ver muy bien… a mí me pareció atractivo.

Pensé tontamente en ese momento: es más guapo con respecto al idiota de Carlos, pero con respecto a mi adorado tormento, o sea Rodrigo, no. Me auto recriminé lo que había pensado ¿Es que acaso nunca podría sacarme a Rodrigo de la cabeza?... dejé de lado ese pensamiento y me regresé a FB esperando encontrar conectado a Alejandro, por suerte sí lo estaba.

ÁNGEL: ¡¡¡Hey ya te vi!!!

ALEJANDRO: O.o ¿viste la foto?

ÁNGEL: Así es :)

ALEJANDRO: ¿Cómo hiciste para verla?

ÁNGEL: Jejeje tengo mis tácticas de guerra xD

ALEJANDRO: Dime -_-

ÁNGEL: Tácticas de guerra. Déjame decirte que eres muy guapo :)

ALEJANDRO: Naaah… soy normalito.

ÁNGEL: No… eres guapo ;)

ALEJANDRO: Gracias jejeje ¿Quieres otra?

ÁNGEL: Si tú puedes…:)

ALEJANDRO: Ya te le envío.

Fue de esa manera como Alejandro me empezó a enviar fotografías suyas y conocí ya por foto a uno de mis escritores favoritos; me envió otra en la cual me reconfirmaba que el chico no era un súper modelo pero me pareció físicamente un chico lindo. Él ya me había visto a mí en tan solo una que era la que había puesto de foto de perfil.

ÁNGEL: Eres muy atractivo ;)

ALEJANDRO: ¿Tú crees?

ÁNGEL: Síii… hasta ya empiezo a dudar de que no tengas novio jejeje

ALEJANDRO: Es en serio, en eso soy un poco tímido.

ÁNGEL: Jajaja ok, yo soy peor que tímido. Bueno, a mí ya me conoces, soy el feíto que aparece ahí en mi foto de perfil.

ALEJANDRO: No… no eres feo.

ÁNGEL: Jejeje sí.

ALEJANDRO: No, no eres feo, eres normalito como yo.

ÁNGEL: Soy feítooo jejeje

ALEJANDRO: No eres feo para mis gustos.

ÁNGEL: Jejeje ;)

ALEJANDRO: Tienes una carita muy tierna :3

ÁNGEL: ¿¿¿Tierna??? O.o ¿La foto de quien viste y crees que es la mía?

ALEJANDRO: Pues la tuya bobo jajaja.

ÁNGEL: Jejeje gracias :D

En ese instante en que él me dijo que tenía una cara tierna me quedé… WTF??!! ¿Será que habrá visto otra foto que no es mía? Me quedé con la duda porque realmente nunca, en mis diecisiete años de vida que tenía en ese entonces, alguien que no fuera mi mamá me había dicho algo como tal y mucho menos un chico; creo que hasta me puse rojo como un tomate en ese momento. En mi vida me han dicho de todo, desde halagos por mis calificaciones en la escuela y el instituto hasta insultos y menosprecios… pero nunca un halago a mi físico. De esa manera ya conociéndonos físicamente ambos, continuamos platicando muy amenamente como siempre.

Días después yo le envié unas cuantas fotos mías más para que me viera desde otros ángulos por así decirlo, el mismo día en que se las envié me dejó un mensaje que me sorprendió de sobremanera, era algo así como: “Ay Ángel, que lindo eres, desbordas ternura”. Realmente me sentía muy bien de que me dijera alguien algo así aunque quizás fuese mentira o era un simple cumplido hecho por cortesía a alguien poco atractivo como me considero yo. Luego Alejandro me mandó otro correo con más fotos de él y de igual manera que con las anteriores me pareció un lindo chico.

Hablar con él me mantenía muy entretenido, éramos dos locos los que nos habíamos juntado de manera virtual en Facebook, era tanto lo que me divertía tener chat con él que se me olvidaba que a menos de cinco minutos de camino de mi casa vivía alguien que se llamaba Rodrigo, del cual estaba “perdidamente” enamorado y por quien sufría día a día por no poder ser mi amor correspondido.

“Su presentimiento estaba a punto de volverse realidad cuando vio como un rayo de luz descendía acercándose a él con mucha lentitud, el blanco resplandor que emanaba este lo cegó casi por completo obligándolo a cerrar sus ojos. En ese momento sintió como de sus manos algo apartaba de una manera cuidadosa la hermosa y dañina rosa, el corazón de la criatura latía con mucha velocidad pero lo más curioso es que no sentía miedo, en cambio sentía mucha paz.

 

Liberadas ya sus manos de la rosa y sus espinas, pudo sentir como estas eran tomadas por otras y comenzaban a halarlo de entre el fango; al percibir este contacto abrió los ojos con las pocas fuerzas que le quedaban, solo alcanzó a ver un par de blanquecinas, brillantes y grandes alas. Fue cuestión de segundos para que la pequeña criatura ya se encontrase fuera de aquella que fue su prisión de tormentos por tanto tiempo, finalmente de nuevo estaba volviendo a sentir la frescura del aire en su cuerpo y la sensación de libertad que había perdido el día que cayó. No pudo más con sus emociones y sentimientos de alegría que se desmayó.

 

No supo cuánto tiempo estuvo desmayado pero despertó la criatura de un sueño un poco reconfortante, notó que estaba recostado sobre una cama de piedra dentro de la que parecía ser una cueva. Con un poco de dificultad se movió con su cuerpo entumecido y un tanto tambaleante, se logró sentar y tomar aire, miró con atención y detenimiento el lugar y divisó que efectivamente era una rocosa caverna.

 

Se puso de pie con lentitud, con la misma dificultad con la que se había sentado, duró así solo unos segundos ya que se desplomó y caería directo al duro suelo golpeándose de no ser por un par de brazos que lo impidieron, el pequeño se sorprendió y fue así como pudo ver finalmente a su salvador. Era un ser muy parecido a los humanos, muy parecido a él mismo… era muy bello… lo único que lo diferenciaba de los humanos era que poseía un par de alas blancas… era un ángel”.”

A partir del día en que me envió su primera foto Alejandro, todas las tardes notaba yo que se conectaba, abríamos la ventana de chat y comenzábamos a platicar de manera muy amena, sinceramente me agradaba mucho ese chico y era muy divertido conversar con él, ya habíamos creado nuestros propios chistes que solo nosotros creo que entenderíamos, uno de estos estaba relacionado con la actriz colombiana Lorna Paz, todo había surgido a causa de mis locuras una tarde que él me puso a adivinar quién sería el personaje que haría algo en especial en sus relatos jajaja fue muy divertido eso… pero como les digo, era un chiste que solo nosotros entendíamos.

Pasábamos horas completas hablando de nuestras vidas, cosas que nos pasaban y cualquier idiotez que se nos ocurría, me sentía muy bien poder tener a alguien con quien hablar en plena confianza y divertirme de cierta forma como lo hacía con mis amigos en el instituto. Poco a poco pude notar que nuestras platicas comenzaban a volverse más profundas e interesantes, ya no solo eran de cosas tan superficiales por así decirlo, hablábamos de mucho de nuestros sentimientos.

En repetidas ocasiones Alejandro me decía “te quiero Angelito”, “te quiero loquito” o “te quiero lindo”, a mi punto de vista nos estábamos tomando bastante cariño de amigos, nos estábamos volviendo amigos muy íntimos y entrañables… demasiado creo jejeje. Sé que muchos no creen en lo que voy a decir en este instante e incluso les parecerá muy ridículo e ilógico pero fue mi realidad… Alejandro… me estaba empezando a gustar. No sé qué exactamente pero me estaba empezando a atraer muchísimo, lo trataré de explicar de cierto modo: me estaba empezando a atraer tanto de la manera física como emocional, sentía que mutuamente nos comprendíamos en todo lo que conversábamos sobre cosas que pensábamos y que nos sucedían en nuestras vidas, había mucha compatibilidad.

Día a día cuando en las tardes nos conectábamos para hablar con Alejandro, la pasaba muy bien como siempre. Cada vez que platicábamos yo me olvidaba más de ese chico que me había hecho sufrir sin él saberlo y quererlo y me sorprendió más que todo en mi mente ya no era como antes, ya que antes cuando no tenía algo en que entretenerme lo primero que se me venía a la mente era Rodrigo… ahora ya no, pensaba en otras cosas distintas y pensaba mucho en… en él… en Alejandro.

“La criatura despertó de su desmayo y vio nuevamente al ángel, este le sonrió y le envolvió entre sus lindas alas regalándole la paz que tanto necesitaba luego de estar en un sitio de tormentos, le era muy reconfortante para el pequeño. Unas pequeñas lágrimas de felicidad rondaron por sus mejillas ruborizadas y una tierna sonrisa se esbozó en su rostro después de tanto tiempo de no hacerlo. Todo esto que estaba sintiendo era totalmente nuevo para él, era algo que creía nunca haber descubierto en el mundo durante el tiempo que había estado ahí.

 

Con el paso de los días, el ángel se encargaba de curar poco a poco todas las dolencias de la criatura, lo hacía con mucha paciencia y dedicación; empezó por curarle las heridas en sus manos y luego calmaba acariciando con la yema de sus dedos, los dolores que tenía en el cuerpo. ‘¿Quién eres tú?’ le preguntó la criatura a lo que el hasta ahora desconocido era para él, sonriente le respondió ‘Soy un ángel’, la criatura lo miró extrañado, le preguntaría que era un ángel pero decidió preguntar otra cosa ‘¿Por qué me rescataste?’, con el mismo gesto le respondió ‘Te he visto sufrir desde hace mucho y creo que ya sería bueno que lo dejaras de hacer’. La criatura se quedó sin palabras y entendió que no era una paloma la que sobrevolaba aquel lugar, como la luna se lo había hecho creer sino que era él, era ese hermoso ser con alas”.

Definitivamente me estaba gustando mucho Alejandro, poco a poco había descubierto que es el tipo de chico que creí que solo existía en mis sueños de amor, es guapo, respetuoso, sincero, divertido, alocado en el buen sentido de la palabra, de sentimientos muy nobles… y lo mejor de todo ¡No es heterosexual! Cuando hablábamos nos tratábamos con mucho cariño, creo que con un cariño mayor al de solamente un par de amigos por muy mejores amigos que sean.

Un día durante una plática no me contuve y le deje ir en un mensaje un “Alejandro tú me gustas”. Yo en el momento que se lo envié recapacité y me dije a mí mismo… ¡Joder Ángel! Tarado vas a echar a perder la amistad que has cultivado con Alejandro. Rápidamente le envié otro disculpándome por lo que acababa de decir y todo bien, logré minimizar la situación. Pero hubo otro día que la plática fue un poco como esta:

[…]

ALEJANDRO: Si jajaja eso es de locos xD

ÁNGEL: Ni que lo digas jejeje.

ALEJANDRO: Te quiero loquito :3

                Leer eso no me contuvo al igual que la otra vez y le volví a decir lo mismo que le había dicho antes, verdaderamente me estaba gustando demasiado.

ÁNGEL: Me gustas Alejandro.

ALEJANDRO: Jejeje gracias.

ÁNGEL: Me gustas mucho.

ALEJANDRO: Ángel no te vayas a enamorar de mí, no te conviene.

ÁNGEL: Lo siento Alejandro pero ya me estoy enamorando de ti :(

ALEJANDRO: Angelito… yo soy muy complicado en esto y te puedo dañar y además que la distancia no nos favorece.

ÁNGEL: Te entiendo. Pero dime algo.

ALEJANDRO: Dale.

ÁNGEL: Si se te diera la oportunidad de tener algo conmigo ¿la aprovecharías?

ALEJANDRO: Con solo que me quisieras tú a mí también sí. Pero Ángel no te enamores de mí. Yo soy muy complicado y no ganarías más que odiarme quizás, además estamos muy lejos y las relaciones de distancia no son para mí, no es que no me gustes porque la verdad es que sí me tú gustas y mucho pero no nos favorecen las condiciones para ser algo más que solamente amigos.

ÁNGEL: Ya… te entiendo a la perfección.

Luego de eso me quedé tranquilo y no pensaba sacar nuevamente mi idiota tema cuando recapacité con lo que acababa de leer… ¡¡¡Momento!!! – Grité internamente – ¿Es mi imaginación o alguien me acaba de decir que le gusto?. Creo que si en ese instante hubiese estado de pie me hubiese caído como lo hizo José Manuel Zamacona en ese programa llamado “El Show de los Sueños” pero no lo hubiese hecho por accidente sino de la impresión de lo que recientemente me había dicho.

ÁNGEL: Alejandro… ¿Yo te gusto?

ALEJANDRO: Sí…

ÁNGEL: O.O

ALEJANDRO: ¿Por qué pones esa cara?

ÁNGEL: Porque nunca nadie me había dicho algo así jejeje.

ALEJANDRO: Sí me gusta tu forma de ser.

ÁNGEL: ¿En serio?

ALEJANDRO: ¡¡¡Que siiiiiiiii!!!

ÁNGEL: ¿Eso significa que sí tendrías una relación con alguien como yo?

ALEJANDRO: Sí pero ya te expliqué toda esa carreta que nos obstruye, porque realmente me gustaría una relación contigo pero no me gusta la idea de una relación a distancia.

ÁNGEL: Qué lástima que estamos tan lejos :P

ALEJANDRO: Sí… pero podemos ser amigos que nos queremos porque yo te quiero muchísimo Angelito.

ÁNGEL: ¿En serio?

ALEJANDRO: Sí, para mí ya no eres un amigo más, mucho menos un simple lector más de mis relatos, eres muy especial para mí por la manera en que me ayudaste a mejorar y la amistad que hemos hecho.

Después de que me dijo eso yo me quedé con la boca abierta, no me lo podía creer… ¿Yo?... o sea… ¿Yo le gustaba a alguien? ¿Yo le gustaba a otro chico? ¿Yo le gustaba a otro chico y él a mí también? Me tuve que dar yo mismo una bofetada para caer en cuenta de que no se trataba de otro de mis sueños locos así como la vez en que soñé que me encontraba caminando por la calle a Shakira, que la invitaba a un café y que platicábamos como dos grandes amigos… ¡No! Lo que estaba pasando esta vez era real.

“El hermoso ángel pasaba todo el día acompañando a la pequeña criatura, con mucho esmero le curaba las feas heridas que poseía en el cuerpo. Encontrándose ya sanada físicamente la criatura, notó el celestial que no se encontraba feliz como pensó que lo estaría luego de que lo haya rescatado y sanado; fue en ese momento que entendió que además de las heridas del cuerpo, la criatura poseía heridas en el corazón. Desde ese día le tendió su amistad para ayudarle a recuperarse completamente, decidió no separarse de él, que estaba solo en un mundo lleno de personas, para evitar que nuevamente el dolor se apoderara de él.

 

Las agujas del reloj se movieron sin parar, el mundo no dejaba de girar, la maldad de imperar y el amor de luchar por quitarle el poder al odio pero la humanidad no lo permitía. Aquel bello ángel no paraba de cuidar a la criatura, hablando día a día con él sus palabras curaban su afligido y sufrido corazón, empezaba a sentirse muy feliz aquel pequeño ser de poder tener un nuevo amigo además de la noche y la luna a las cuales ya no había visto desde que salió del fango.

 

Una mañana muy temprano el ángel le dijo a la criatura ‘Ven, tenemos que salir’ desconcertado lo miró el inocente respondiéndole ‘¿Cómo saldré yo? Si mis botas están rotas y no puedo caminar descalzo’. El celestial le sonrió de manera vacilante ‘¿Quién te dijo que caminarías’ quedose más desconcertado la criatura. En ese instante el ángel se le acercó con lentitud, se arrodilló frente a él y le quitó sus botas gastadas y viejas, se puso nuevamente de pie y abrió sus brazos y al estar a una distancia excesivamente corta lo asió hacia él, abrazándolo con mucha ternura.

 

La criatura se sintió reconfortada al sentir el calor del pecho de su salvador, pudo sentir como este le acariciaba la espalda con ambos dedos medios de una manera vertical, luego de unos segundos un par de alas habían nacido en este lugar. Se separó sonriente el celestial sin quitar su mirada de este, lo había convertido en un ángel también, el tamaño de la criatura aumentó casi al mismo del de su ángel salvador, el volumen de su cuerpo también incrementó, sus rasgos físicos cambiaron siendo tan bello como quien tenía al frente.

 

Muy felices ambos se miraron, sin necesidad de palabras salieron de su refugio y ambos emprendieron su vuelo hacia donde el nuevo ángel no sabía. Luego de un par de minutos sobrevolaban aquel claro de bosque donde estaba la poza de lodo que había sido la prisión de la criatura, bajaron y vieron con detenimiento todo el lugar. La criatura ahora convertida en un ángel se encontró nuevamente con la rosa que le había hecho daño, estaba esta botada a un lado del lodo.

 

‘Tómala’ le dijo el ángel a la criatura refiriéndose a la rosa, esta rechazó la idea con su mirada; al ver esto el ángel se agazapó, con su mano derecha  la tomó cuidadosamente evitando las espinas filosas y la levantó con él. Su mano izquierda fue a la mano derecha criatura convertida en un ser celestial, la tomó entrelazando sus dedos, la miró fijamente y le tendió la mano con la rosa ‘Dame tu mano, sostengamos juntos esta rosa que significa el amor’ con mucho miedo y duda la criatura puso su mano junto con la suya y la rosa, el ángel le ayudó para poder evadir las espinas sigilosamente y fue así como la criatura sintió nuevamente el amor en su vida…”

A partir de ese día que nos sinceramos el uno con el otro, las cosas continuaron cambiando, no para mal como en muchas ocasiones pasan sino para bien. Siempre que platicábamos vía Facebook, como siempre, era muy agradable nos decíamos palabras cariñosas a cada instante, nos hacíamos con toda libertad cualquier clase de preguntas sobre nuestras personalidades y gustos, hablábamos toda clase de locuras, etc., etc. nuestraspláticas eran más como esta:

ÁNGEL: Hola Alejandro.

ALEJANDRO: Hola lindo Angelito.

ÁNGEL: ¿Lindo?

ALEJANDRO: Sí… :3 tú eres un lindoooo…

ÁNGEL: No es para tanto jejeje.

ALEJANDRO: Sí, lo eres :D

ÁNGEL: Si me sigues diciendo así empezaré a creer que es cierto.

ALEJANDRO: Lindo, lindo, lindo, lindo, lindo, lindo, lindooooo.

ÁNGEL: Jejeje me pones nervioso y haces sonrojar.

ALEJANDRO: Ay mi loquito jajaja.

ÁNGEL: ¿Cómo has estado?

ALEJANDRO: Bien ¿y tú?

ÁNGEL: Muy bien ahora que ya estoy hablando contigo.

ALEJANDRO: Jejeje te quiero Ángel.

ÁNGEL: Yo también te quiero guapo.

ALEJANDRO: :)

ÁNGEL: ¿Cómo vas con tu próximo capítulo que publicarás en TR?

ALEJANDRO: Pues muy bien, ya casi lo termino :D

ÁNGEL: Espero no me vayas a hacer sufrir mucho como en el anterior jejeje.

ALEJANDRO: Creo alguien que quiero mucho de El Salvador me matará :P

ÁNGEL: Espero a que no sea así jejeje.

[…]

ALEJANDRO: Te quiero preguntar algo a base que ya me viste en fotos ¿Cuál es la parte de mi cuerpo que más te gusta?

ÁNGEL: Déjame pensarlo… mmmm…

ALEJANDRO: No me vayas a decir que todo xD

ÁNGEL: Jajaja me gusta tu cara jejeje también tus ojos oscuros.

ALEJANDRO: ¿Por qué mi cara? O.o

ÁNGEL: M parece linda :3 ¿y a ti cual es la parte de mi cuerpo que más te gusta?

ALEJANDRO: Igual tu carita inocentona xD pero me encantan esos cachetotes rosados que tienes :3

ÁNGEL: ¿Quéeeee?

ALEJANDRO: Me dan ganas de apretarlos y comérmelos a besos.

ÁNGEL: O.O

ALEJANDRO: Ven… dame un beso.

ÁNGEL: O.O ¿Un beso?

Al ver su mensaje diciéndome eso del beso me descolocó e impresionó, me estaba empezando a gustar el jueguito que estábamos jugando.

ALEJANDRO: Sí loquito. Dame un beso.

ÁNGEL: ¿Seguro?

ALEJANDRO: Chiiii o si no te lo robaré -_-

ÁNGEL: Ok :*

ALEJANDRO: :* Que rico besas lindo :3

ÁNGEL: Jejeje te…

                Insinué decirle la frase “te amo” a ver como reaccionaria, la verdad es que el chico se estaba ganando mi amor por su forma de tratarme y su forma de ser. Ya me había curado las heridas que Rodrigo me había generado y ahora… ¡Me estaba enamorando de él de una manera impresionante! Por muy ilógico y ridículo que les pueda parecer pero estaba experimentando sentimientos de amor hacia este chico. Ok, insinué un “te amo” pero las cosas no se dieron como yo lo esperaba.

ALEJANDRO: Nooo por favor no digas las dos palabras.

ÁNGEL: ¿Cuáles?

ALEJANDRO: Te a… ya sabes.

ÁNGEL: ¿Por qué no?

ALEJANDRO: Porque esto arruinaría la amistad que tenemos.

ÁNGEL: Alejandro pero yo lo siento por ti…

ALEJANDRO: Lo siento Ángel pero dejemos las cosas como están, seamos solo amigos que nos queremos como te dije aquella ocasión. Ya te sabes toda la carreta esa.

ÁNGEL: OK :/

ALEJANDRO: Angelito… no te puedo negar que yo empiezo a sentir por ti lo mismo que tú por mí, pero preferiría decírtelas si te tuviera frente a mí.

ÁNGEL: Entiendo jejeje.

ALEJANDRO: Te quiero mucho loquito, pero las dos palabras te las diría incluso si te viera por Skype.

ÁNGEL: ¿En serio me dirías las dos palabras?

ALEJANDRO: Sí… porque yo te… dos palabras.

ÁNGEL: jejeje yo también te dos palabras jejeje.

[…]

De verdad comprendía a Alejandro, él tenía mucha razón a mi punto de vista con respecto a la cuestión de los sentimientos que entre nosotros habitaban. Él se estaba ganando mi amor aunque sea así a distancia, no nos estaba importando que yo estuviese en El Salvador y él hasta Colombia… en ese día empecé a pensar algo muy importante, y era exactamente eso que les acabo de decir, me estaba enamorando nuevamente de un imposible, pero no en el sentido de que no me podría corresponder así como Rodrigo, sino porque la distancia nos lo impedía.

Esa idea me comenzó a atormentar muchísimo en esos días, Alejandro me atraía, me gustaba, me encantaba, me parecía una persona fenomenal, lo quería muchísimo al punto de empezar a sentir amor por él y al parecer él también por mí… realmente empecé a encontrar un culpable a toda esta situación porque pensé: qué injusta es la vida conmigo, antes me había enamorado de alguien que no me podría corresponder nunca, refiriéndome a Rodrigo; ahora me había enamorado de otro chico y él también de mí, pero el problema radicaba en que el destino me lo había puesto a miles de kilómetros a distancia de mí ¡No era justo! O sea… quería enviarle una carta a Cupido preguntándole ¿Hey tú, te caigo mal o qué?

Realmente me empecé a preocupar porque nuevamente me estaba enamorando de otro imposible, me estaba enamorando de un espejismo, me estaba ilusionando con alguien que quizás nunca en mi vida podría conocer en persona y tan siquiera darle un apretón de manos. Todo esto me puso muy mal, incluso la idea de alejarme de él empezó a sonar muchísimo en mi cabeza porque Alejandro había entrado a mi corazón y sacado a patadas a Rodrigo que me había hecho mucho daño, había curado las heridas y golpes que había recibido, lo había hecho con sus lindas palabras y atenciones aunque sea a la distancia para conmigo.

En mi preocupación, no noté que ya se había llegado la fecha de mi cumpleaños número dieciocho, como siempre lo celebramos en familia un día antes ya que mi padre no estaría el día justo de mi cumpleaños. Todo estuvo muy bien aparentemente pero yo estaba con un desorden de ideas en mi cabeza, que en cuanto lograba ordenarlas tres minutos después ya estaban hechas un caos. Llegado ya el día de mi cumpleaños, desde la temprano en la mañana empecé a recibir felicitaciones por parte de mi familia y amigos cercanos, tanto en persona como por llamadas telefónicas, mensajes de texto, Facebook, etc… me sentí muy feliz que muchas personas queridas recordaban esa fecha tan importante para mí y que se hayan tomado la molestia de felicitarme.

De todas las felicitaciones que recibí hubo una que me llegó hasta lo más profundo de mi corazón… ¿Ya se imaginan de quién? ¿De Rodrigo?... pues no, creo que ni se acordó de mi cumpleaños y eso que diez días después del mío es el suyo… ¿De Carlos?... mucho menos, en ese tiempo estaba más preocupado en que se había conseguido un novio activo como él y que no encontraban la manera de tener sexo por lo cual se la pasaban peleando. Descartados dos de los tres probables, queda solo uno… Alejandro.

Alejandro me escribió ese día cosas muy hermosas que me dejaron con la boca abierta, me escribió para empezar lo típico, que me deseaba un feliz cumpleaños, luego me escribió que me quería mucho, que era la cosa más bonita que había conocido en su vida… en fin, muchas cosas muy lindas que me llenaron el alma de alegría. Luego de que me dijera todo eso empezamos a chatear. Fue algo así.

[…]

ÁNGEL: Pues sí, la he pasado muy bien jejeje.

ALEJANDRO: Sabes, me encantaría estar contigo para darte de regalo un conejo de peluche, orejón, color café, ojos lindos como los tuyos y con una nariz en forma de corazón :3

Yo cuando vi ese que me escribió casi me desmayo, él sabía que a mí me encantan los conejos y hubiese quedado muy bien conmigo si me hubiera hecho un regalo como tal, solo imaginarme ese regalo de su parte me puso la piel de gallina de la emoción jejeje. Definitivamente, Alejandro cada vez me gustaba más y lo mejor era que yo a él también.

ÁNGEL: Aaaawwws… me matarías de la felicidad con un regalo así jajaja.

ALEJANDRO: Jejeje  como me encantaría tener en mis manos un boleto hacia El Salvador y conocerte loquito.

ÁNGEL: Jejeje sería genial.

ALEJANDRO: Aunque sea por una semana, me gustaría conocerte en persona y darte todo mi cariño.

ÁNGEL: Sí… no me despegaría de ti jajaja.

ALEJANDRO: Jajaja serías mi guía turístico.

ÁNGEL: Así es, aunque sería un guía atrevido porque me comería al turista a besos xD.

ALEJANDRO: O.O con eso que me dices me están dando más ganas de ir jajaja.

ÁNGEL: jejeje te quiero lindo.

ALEJANDRO: Yo también te quiero…

[…]

De esa manera eran casi siempre nuestras conversaciones, estaban llenas de cariño, palabras lindas, locuras, risas… ¿amor?… sí… amor empezaba a nacer entre nosotros a pesar de los kilómetros que nos separaban. En esos instantes descubrí que para el amor no pueden existir barreras ni impedimentos y si aparecen las salta y sigue su camino, pero a pesar de que haya amor entre dos personas no siempre las condiciones favorecen para que este tenga riendas sueltas. En mi caso con Alejandro, ambos habíamos llegado a la conclusión que lo que impedía la existencia de algo mayor a una amistad entre nosotros, era la distancia; porque no podíamos tener una relación de noviazgo como muchos la tienen o la han tenido pero es muy complicado, tanto para él como para mí. No obstante, los dos empezamos a soñar con que un día el tiempo, el destino, el karma o lo que sea nos pusiese en un mismo lugar y en una situación adecuada para poder liberar nuestros sentimientos del uno por el otro.

Soñar… ilusionarme… eso era lo que me estaba quitando el sueño en esos días, tenía miedo a ilusionarme demasiado con Alejandro tal y como lo había hecho con Rodrigo y que me pasara lo mismo, no quería volver a sufrir de la misma manera, no, no más. Nuevamente me hacia las preguntas a mis adentros ¿Cupido te caigo mal o qué? ¿Por qué demonios pusiste al chico que se fija en mí tan lejos de mi alcance?

***

                Muy bien mis apreciados lectores este fue mi tercer capítulo de esta mi historia de mi vida, espero les haya gustado ya que todavía hay cosas por contar. Creo que no está de más aclarar el por qué este capítulo estuvo bastante cargado de la historia de la criatura, la razón es porque en las dos historias, tanto la mía como la de esta, estuvo llena de cambios y eran necesarios mostrarlos para que más adelante se comprenda bien todo lo que ocurrirá; este capítulo será el único de esta forma, los otros ya serán como los dos anteriores.

Les agradezco nuevamente por leerme, por favor valórenlo y coméntenlo, me es de mucha utilidad para poder mejorar en especial los comentarios. Me pueden hacer llegar sus sugerencias y opiniones a mi correo angredstar@gmail.comque con mucho gusto les responderé.

Saludos y bendiciones desde el pulgarcito de América, El Salvador.

Atte. Ángelo S. Mebarak.



© Mebarak

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (9)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Mebarak
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)