Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.116 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.539 Miembros | 19.657 Autores | 100.665 Relatos 
Fecha: 19-Feb-13 « Anterior | Siguiente » en Gays

Delirios de Soledad IV.

Mebarak
Accesos: 1.900
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 40 min. ]
 -   + 
Cuarta parte de la historia de mi vida, el amor ha llegado finalmente a mi vida después de perder casi todas las esperanzas pero… ¿durará este para siempre? Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Capítulo 4: Una Relación a Distancia.

¡Hola a todos! Les saludo nuevamente con mucho cariño, acá les presento el cuarto capítulo de mi saga de relatos, este de hoy está un poco más extenso pero ya comprenderán por qué, creo que les va a gustar la parte final de este capítulo. No diré nada más porque hay mucho por contar en este jejeje solo espero que les guste.

***

“Entre las manos de los dos ángeles yacía ahora la rosa, sus dedos entrelazados se encontraban y las espinas hirientes eran eludidas con sigilo, no había más llanto ya, no había más miedo ya, no había más angustia ya, no había más sufrimiento ya; la rosa ya no hacía más daño, en cambio ahora empezaba a embellecer más su color rojo carmesí, se miraba más brillante y llena de júbilo, salía de ella el más exquisito perfume que se podía respirar en la vida que es el del amor…

 

Sin soltar en ningún momento la rosa ambos ángeles emprendieron su vuelo por el cielo azul, llegando a lo más alto que era posible, sintiendo al viento pasar entre sus alas y refrescar su cuerpo, volaban con mucha libertad en esa inmensa extensión de vacío. La criatura convertida en ángel estaba experimentando en esos instantes una sensación que nunca había experimentado, era una sensación que le llenaba su alma por completo, la desbordaba por los poros y la expresaba con su hermosa sonrisa. Volaban jugueteando y riendo por todo el cielo, atravesando las blancas nubes y cuidando por completo el amor que en sus manos estaba.

 

Fue así como iniciaron su recorrido por el mundo con su amor, pasaron volando sobre la Torre Eiffel en Paris, bajaron a tocar las aguas de los canales de Venecia, escucharon con atención el apasionado tango en Buenos Aires… y muchas cosas más, porque el amor les estaba dando el regalo de la felicidad”.

¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Qué hago? Me había estado preguntando desde que descubrí que me había estado ilusionando demasiado con Alejandro, mi mente se había transformado en un océano y las ideas eran como las olas, iban y venían dejando un rastro en la arena ya que miles de ideas venían a mí pero las descartaba rápidamente y dejaban un mayor desorden. Finalmente decidí algo, alejarme de él, me dolería mucho pero sería lo mejor para ambos.

Una tarde luego de mi cumpleaños le expresé lo que estaba pensado hacer y le expliqué las razones por las cuales lo haría; él me comprendió y pude notar que detrás de esta comprensión había tristeza y me conmovió cuando yo le dije “Me estoy ilusionando demasiado contigo” y él me respondió “Yo también me ilusiono :(”… luego de esto continuamos conversando al respecto y dobló mis razones, consiguiendo que me retractara y continuáramos con nuestra relación de amigos que nos queremos.

Continuamos nuestras vidas como siempre, nosotros platicábamos como los amigos que nos queríamos que éramos, me sentía feliz de tener a alguien como él conmigo aunque no de manera física sino de manera sentimental. Por mucho tiempo me sentí muy solo y sin la esperanza de encontrar a alguien que se fijase en mí, a tal punto que me empecé a comparar con Amaranta Buendía; para los que no saben quién es ella, es un personaje del libro de Gabriel García Márquez “Cien Años de Soledad”, ella nunca conoció el amor de un hombre en su vida a tal extremo que murió virgen. Pues sí, encontraba muchas similitudes entre nuestras vidas pero con la aparición de Alejandro esa idea fue yéndose de mí poco a poco.

Gracias a Alejandro descubrí algo sobre mi personalidad que no me ha gustado en completo, soy una persona celosa… en un par de ocasiones tuvo que soportar mis, desconocidos hasta para mí, ataques de celos. El que más recuerdo fue una tarde que noté que en su muro había una publicación de otro chico amigo de él bastante subida de tono, por así decirlo, en la cual aparentemente lo seducía e incitaba a sexo y en los comentarios Alejandro le seguía la corriente.

Yo en el momento que vi la publicación me quedé con una cara como la de la niña de las fotos que publica una famosa página en Facebook las cuales siempre dicen al pie de esta la frase “O sea, ¿Qué p…?” ya sabrán algunos de ustedes que palabra es esa con ‘p’; el punto es que piden una explicación. Pues así estaba yo, ¡¡pidiendo una explicación!!Porque mi querido Alejandrito estaba chateando muy cariñoso conmigo y comentando esa publicación teniendo sexo virtual con los otros chicos.

Yo creo que esta vez mis celos eran justificados, no sé cómo hubiesen reaccionado ustedes en mi situación pero yo no podía ponerme una falda, conseguir unas porras y empezar a gritar “¡Alejandro! ¡Alejandro! ¡Ra-ra-ra! ¡Dale duro! ¡Dale duro! ¡ra-ra-ra!” ¡¡¡¡Nooooo!!!! Me sentía muy mal, engañado, triste, sentí que quizás estaba interrumpiéndole la diversión a Alejandro cuando yo le escribía. Me estaba muriendo de los celos y no me contuve…

[…]

ÁNGEL: Bueno, te dejo porque creo que estás ocupado con Mario.

ALEJANDRO: Ángel no.

ÁNGEL: ¿No qué?

ALEJANDRO: No te vayas.

ÁNGEL: No es mejor que me vaya, no quiero estorbarte en tu sexo.

ALEJANDRO: Angelito es solo un juego tranquilo.

ÁNGEL: ¿Cómo demonios quieres que esté tranquilo si dices que te gusto, que me quieres y un montón de cosas más si estás haciendo “cositas” con otros?

ALEJANDRO: Ángel ya te expliqué que ellos bromean así conmigo. ¿No me digas que estas celoso? xD

ÁNGEL: ¿No crees que la respuesta sea más que obvia?

ALEJANDRO: Angelito lindo yo te quiero a ti, con ellos solo es un juego y ya.

ÁNGEL: Lo dudo, creo que yo no te importo ni te intereso porque veo que prefieres a otros. Empiezo a entender que no tengo ninguna posibilidad contigo ni a distancia :/

Pueda que les parezca estúpidos mis celos porque no estaban haciendo nada en persona, era solo de una manera virtual, pero en ese instante estaba a reventar del enojo; sé que no éramos novios pero yo lo empezaba a amar como tal, deseaba que él a mí también y tenía la corazonada de que eso estaba ocurriendo y no me gustaba lo que estaba haciendo. Y me hizo enojar más porque estaba tardando un mundo en responderme a mí por estar pendiente de esa dichosa publicación; como lo dije antes, me sentía de lo peor, engañado, traicionado, pensaba que quizás Alejandro me mentía al hablarme de sus sentimientos hacia mí y lo que por dentro más me mataba era que a mí… ¡NUNCA me había propuesto hacer lo que estaba haciendo con sus amigos! Con esto si me entenderán bien las razones de mi celos.

ALEJANDRO: Angelito tranquilízate, no te me alteres.

ÁNGEL: ¿Verdad que ni siquiera te gusto?

ALEJANDRO: Síiiii tontuelo me gustas muchísimo.

ÁNGEL: ¿Para qué te pregunté? Ya no te creo, mejor te dejo en paz para que te diviertas.

ALEJANDRO: ¡Qué celoso eres! Calmateeeeee. 

ÁNGEL: Pues sí soy celoso y no me puedo calmar porque no me agrada que el chico que me gusta esté con cositas con otros -_-

ALEJANDRO: Ángel… u.u

ÁNGEL: ¿Qué? -_-

ALEJANDRO: No te enojes, que tú también ya has hecho algo parecido con Diego, Roberto y Mauricio y no me enojé.

En el momento que me dijo eso último lo primero que se me vino a la mente fue esa frase de Homero Simpson: “Anda la osa”… se me había olvidado por completo que en una publicación que hice, tres amigos me la comentaron con bromas y locuras y terminamos haciendo lo que Alejandro estaba haciendo ahora. Luego de la frase de Homero se me vino la frase “Siempre supe que es mejor cuando hay que hablar de dos empezar por uno mismo”. Ahí mi enojo se acrecentó más y no contra Alejandro, sino contra mí. No quería dar mi brazo a doblar y me hice el invencible.

ÁNGEL: Mira, en ese tiempo las cosas entre nosotros eran muy distintas y no fue nada serio.

ALEJANDRO: No… pues igual con ellos no es nada serio.

ÁNGEL: Pero igual no me gusta. Siento que no te gusto como me lo habías dicho antes.

ALEJANDRO: Deja eso ya, no seas tonto. Todo lo que te he dicho que siento por ti es real, yo no digo palabras en vano, las digo porque me nacen del corazón.

ÁNGEL: ¿Te nacen tanto como las que le dices a Mario? Me estoy sintiendo engañado.

ALEJANDRO: Loquito a mí él no me gusta, me gustas tú, deja los celooooooos.

ÁNGEL: Ya me voy, tal vez hablamos luego. Diviértete.

ALEJANDRO: Ok…

Me desconecté de mi cuenta de Facebook inmediatamente y me lancé a mi cama con un enojo y unos celos del tamaño de una ballena, me sentía muy mal. Siempre he sido una persona muy insegura en cuestión de sentimientos, soy de la clase de persona que los seres queridos les tienen que estar diciendo a cada momento lo mucho que les importa y aprecian para poderse sentir seguros. Es una cualidad mía que quisiera eliminar pero de momento no he podido.

Me estaba quemando por dentro del miedo de que Alejandro me dejara de querer como me lo había expresado antes, miedo a que le dejara de gustar como de igual forma me lo había dicho y tras los celos y el miedo estaba el enojo de que tenía conversaciones eróticas con otros menos conmigo Jajaja ahora me da risa pensar en la causa del enojo.

Para que me pasara un poco el ataque de celos y enojo me conecté a mi cuenta habitual y comencé a chatear con algunos mis amigos del instituto, la verdad me sirvió mucho para tranquilizarme el ponerme a bromear con ellos ya que funcionó y me calmé. Luego de un rato me volví a conectar a mi cuenta para todorelatos y noté que Alejandro aún estaba conectado. Pensé “Esperaré a que él inicié la conversación”, después de cinco minutos y sin los resultados que yo deseaba la inicié yo.

ÁNGEL: Hola :/

ALEJANDRO: Hola Angelito.

ÁNGEL: ¿No estás ocupado? ¿No te molesto?

ALEJANDRO: Tú nunca me molestas.

ÁNGEL: Bien…

ALEJANDRO: Y…

ÁNGEL: ¿Qué?

ALEJANDRO: ¿Ya se te pasó el ataque de celos?

ÁNGEL: Un poco.

ALEJANDRO: Mira lindo yo… yo te quiero mucho y también me gustas. No te pongas celoso por lo que hice con Mario.

ÁNGEL: Es que… no sé si creerte ya eso :(

ALEJANDRO: Pues créelo… Yo no te digo las cosas solo por decirlas, las digo porque me nacen del corazón con mucho cariño para ti.

ÁNGEL: Mmmm :/

ALEJANDRO: ¡¡¿¿Cuántas veces te tengo que decir que ME GUSTAAAAAAAS??!!

ÁNGEL: Jejeje

Leer este mensaje me alegró y tranquilizó un poco más, mis dudas se comenzaban a disipar lentamente pero de buena forma, entonces decidí sincerarme con él.

ÁNGEL: Alejandro tengo miedo a que te deje de gustar.

ALEJANDRO: Tontito… tú no me dejas de gustar, tú me gustas mucho :3.

ÁNGEL: ¿Sabes lo que también me enoja?

ALEJANDRO: Dime…

ÁNGEL: Que tengas platicas calientes con otros y no conmigo que insistes tanto con que te gusto.

ALEJANDRO: O.O

ÁNGEL: -_-

ALEJANDRO: Loquito jajajajajajaxD

ÁNGEL: Por eso creo que no te gusto y me estas mintiendo.

ALEJANDRO: Angelito mira, es que yo a ti te quiero mucho muchote…

ÁNGEL: Ajam…

ALEJANDRO: Pero no te veo como a una diversión como a los otros chicos con que he tenido conversaciones así…

ÁNGEL: O.o ¿Entonces?

ALEJANDRO: Yo te veo como a una persona muy especial y linda para mí, como un angelito lindo y tierno al cual algún día me gustaría abrazar fuerte, fuerte y proteger para que nadie me le haga daño.

No sé ustedes como hubieran reaccionado ante unas palabras como esas, pero yo, a quien nunca me habían dicho cosas como estas…¡¡¡Sentí desmayarme de la emoción!!! Me quedé impresionado y se me dibujo en el rostro una sonrisa enorme y sentí la cara caliente porque me sonrojé jajaja sí, lo admito, parezco un tomate cuando me dicen algo que me halaga o paso alguna vergüenza con alguien, mi cara se pone roja, roja, roja jajaja y para muestra ese instante, mi corazón estaba que saltaba de la alegría, estaba incrédulo de lo que acababa de decirme.

ÁNGEL: ¿¿En serio?? :3

ALEJANDRO: Sí… Angelito me gustas y como te digo, yo no te veo de la misma manera que veo a los demás. Me gustas mucho, mucho, mucho, mucho, muchoteeeee.

ÁNGEL: Jejeje tú también :3

ALEJANDRO: Yo no te veo de una manera sexual, yo te veo de una manera más cariñosa y especial. Me gusta tu linda y tierna carita de melocotón y no la cambiaría por nada.

ÁNGEL: Te quiero bobo. :3

ALEJANDRO: Yo también melocotoncito. Beso :*

ÁNGEL: Ok :*

ALEJANDRO: Te juro que en cuanto tenga la plata suficiente para viajar te iré a buscar para conocerte y comerte a besos loquito.

ÁNGEL: No me aguanto para que llegue ese momento. :*

ALEJANDRO: :*te prometo que pronto lo haremos mi melocotoncito.

ÁNGEL: ¿El qué?

ALEJANDRO: Sexo 3:)

ÁNGEL: ¿De verdad? :D

ALEJANDRO: Sí… así que prepárate lindo jejeje.

Aunque les parezca cursi y un poco tonto, me gustaba mucho que me llamara melocotoncito, estaba en el repertorio de palabras de cariño que me decía jejeje. Este chico cada vez me gustaba más, era la clase de chico que pensé que no existía me tenía loco por él y no me lo sacaba de la cabeza, cada día pensaba en él a cada instante recordaba las pláticas que habíamos tenido recientemente y todas las cosas que hablábamos, las palabras que nos decíamos, tan llenas de sentimientos lindos entre nosotros: cariño, amor, ternura…

“Después de recorrer al mundo, los ángeles regresaban al atardecer a la cueva donde había sido llevada la criatura para ser sanada luego de su liberación, esta estaba situada en lo alto de una rocosa montaña en un extremo del bosque, frente a un acantilado muy alto del cual se podía apreciar lo que sucedía abajo. La criatura ahora hecha ángel se quedaba en esta a descansar durante toda la noche, mientras que su ángel salvador se iba a otro sitio llevándose con él a la rosa de su amor; ese era el único momento que sus manos se separaban de entre si y la rosa ya que durante su vuelo nunca lo hacían.

 

Todas las mañanas salía de la cueva la criatura muy temprano, se dirigía hacia el acantilado a esperar la llegada de su ángel con la rosa y así lo era, nunca se retrasaba. La criatura siempre se ponía frente a este viendo hacia abajo, después de unos minutos de espera notaba una sombra que provenía del cielo y escuchaba un aleteo, su ángel volaba en círculos alrededor de la montaña con emanando mucha alegría con su sonrisa, luego de tres vueltas se detenía frente a la criatura volando en el vacío de la barranca, se acercaba lentamente a él hasta poner sus pies sobre el suelo y juntar sus manos nuevamente y dejando a la rosa entre estas… luego comenzaban su feliz vuelo por cielo azul…”

Después de la promesa de Alejandro de que pronto tendríamos una conversación caliente, todo estaba muy bien, seguíamos nosotros con nuestros cariñitos de lejos… en pocas palabras estábamos muy felices. La dichosa platica caliente… presiento que querrán saber sobre esta jejeje pues sobre eso les voy a hablar ahora.

Una tarde empezamos platicando como siempre, muy amenos y cariñosos entre nosotros hasta que él cambio completamente el tema y la comenzamos… jejeje todo muy bien y excitante… hasta que…

-¡Adrián! Ven necesito que vayas ahora mismo a casa de tu hermana por unas cosas. – gritó mi mamá.

¡No podía ser posible! Mi Alejandro estaba excitado y con ganas de hacerlo conmigo y mi mamá me estaba interrumpiendo ¡No eras justo! No lo permitiría, pensaba ir otro día por esas dichosas cosas.

- Mamá iré mañana temprano, estoy muy ocupado – le respondí.

- ¿Ocupado? Sí, ya te creí – dijo irónicamente – deja el Facebook aunque sea por un rato y me vas a traer esas cosas donde tu hermana ya muchachito.

La escuché un poco molesta y no me quedó de otra que disculparme con Alejandro y despedirme de él con mucha pena, me quedé con el calentón, creo que él también y me fui adonde mi hermana. Lo poco que habíamos avanzado en la plática había sido genial, muy excitante y erótico… jejeje no se los voy a contar, los voy a dejar con las ganas de saber lo poco que hablamos ese día  jajaja.

Alejandro me expresó al día siguiente que se había quedado con unas ganas enormes de mí, pero que otro día no me iba a “escapar de él” jajaja. Pasaron unos cuantos días y nuevamente la tarde un sábado retomamos lo que habíamos iniciado antes. Alejandro volvió a ser tan excitante como la vez anterior, esta vez no habría nada que impidiera que tuviéramos ese sexo virtual, por así decirlo.

Cuando las cosas se estaban poniendo más eróticas y… “deliciosas” jejeje pasó lo que no me imaginaba, mi estúpida compañía de teléfono celular perdió completamente la cobertura por toda esta zona, evitando que se pudieran hacer llamadas, enviar mensajes de texto y navegar por internet. ¡Me quedé sin internet en medio del sexo virtual! Nuevamente dejé a mi Alejandro con un calentón y yo me quedé de igual manera y con un enojo tremendo con la compañía.

Dejando eso ya de lado, se acercaba en esos días el famoso Día de los Inocentes, en lo personal, nunca me ha gustado que las personas tomen una fecha de conmemoración de un acto vil y despiadado en contra de niños como un día para hacer bromas. No obstante, este año me dejé llevar por lo comercial de la fecha, la noche antes de esta se me ocurrió que sería divertido hacer alguna broma a mis amigos de la cuenta de FB que tenía para todorelatos. Entonces empecé a pensar y pensar qué podría hacer.

Luego de pensar un rato y sin una idea clara de que broma jugar, se me ocurrió que sería bueno que tuviera un cómplice para esto; el primero que se me ocurrió fue Alejandro, pero lo descarté pronto… ¿Por qué? A la fecha ni yo lo sé jejeje así que continué en mi búsqueda de cómplice.

Cuando ya había pensado en varios posibles y estaba a punto de darme por vencido, recordé que me olvidaba de alguien que era perfecto para secundarme en mi idea malvada. Si yo soy un Shakifan y necesitaba a un aliado, pues que mejor aliado que un fan de Beyoncé,Diego…

Diego es un amigo colombiano al igual que Alejandro, casi dos años menor que yo, con una mente retorcida y loca como la mía aunque quizás un par de niveles más arriba. En ese instante lo contacté.

ÁNGEL: Hola Diego :)

DIEGO: Hola Ángel ¿Cómo estás?

ÁNGEL: Muy bien ¿Y tú?

DIEGO: Bien jejeje.

ÁNGEL: Oye necesito de tu ayuda, si puedes claro. 

DIEGO: Dime.

ÁNGEL: Como ya sabes mañana es el Día de los Inocentes y la gente acostumbra a hacer bromas y toda clase de locuras…

DIEGO: Sí.

ÁNGEL: Entonces, no sé si puedes secundarme en jugar una broma.

DIEGO: ¿A quién?

ÁNGEL: A nuestros amigos de Facebook.

DIEGO: Sí, claro. ¿Pero qué broma sería?

ÁNGEL: Pues no sé, se me había ocurrido una pero ya se me olvidó :P ¿Tienes alguna idea tú?

DIEGO: No :P trata de recordarla.

En pensar en que broma sería la que haríamos nos pasamos unos cuantos minutos hasta que se me ocurrió una.

[…]

ÁNGEL: ¿Qué te parece si les hacemos creer a todos que nosotros somos novios?

                Rápidamente pensé que esa idea no era buena y me retracté.

ÁNGEL: No esa no, olvídalo, pensemos en otra.

DIEGO: No, esa estará buena :D

ÁNGEL: O.O

DIEGO: Diremos que somos novios jajaja.

ÁNGEL: Ok xD

Analizando mejor la situación la broma sería muy buena jajaja, luego continuamos planeando nuestra broma y quedamos que pondríamos estados en nuestros muros diciéndonos palabras demostrando al mundo nuestro “amor”.

[…]

DIEGO: Me parece bien la idea, pero no le vayas a decir a nadie que es una broma sin que antes hayamos desmentido todo a medianoche.

ÁNGEL: Ok :D estate atento a todo, ya me voy a dormir que ya tengo sueño.

DIEGO: Ok buenas noches mi amor.

ÁNGEL: Buenas noches mi amor jajaja xD

Me causó mucha gracia eso de decirnos “mi amor” jajaja esto iba a estar divertido; después de planear todo, recordé algo de lo cual me había olvidado… más bien, alguien, ya se lo imaginarán… Alejandro. Por un instante pensé en deshacer el plan porque podría enojarse conmigo por “traicionarlo” pero luego pensé que quería ver cómo reaccionaba él ante mi “noviazgo” con Diego.

Tal y como lo acordamos con Diego, revelamos mediante una publicación nuestro “noviazgo” a todos, fue una sorpresa enorme para muchos ya que algunos la creyeron completamente y nos felicitaban, mientras que otros creo que les pareció raro pero no nos cuestionaron, en fin, la broma estaba saliendo muy bien.

De repente en un comentario apareció Alejandro, antes de leer lo que había escrito respiré profundamente y me puse muy nervioso, presentía que sería algo como un reclamo o algo por el estilo pero me llevé una gran sorpresa cuando vi que era una felicitación… o sea ¡¿una felicitación?! Yo esperaba algo como “Ángel quiero hablar seriamente contigo, vamos al chat” y que ya en este me dijera “mi melocotoncito ¿Por qué me dejaste y te fuiste con Diego?” o “Ángel yo te quiero para mí y estoy muy dolido que seas novio de Diego”.

Al instante en que leí la felicitación, empezamos a chatear como siempre, pero yo estaba con el nerviosismo de cómo me iba a tratar ahora que “tenía novio”. Alejandro muy contento me volvió a felicitar porque el amor había llegado a mi vida, que ya me lo merecía por ser una buena persona y toda una cantaleta de palabras deseándome felicidad y yo por dentro preguntándole a él “¿Oye Alejandro no se supone que te gusto? ¡Deberías de estar celoso!”

Alejandro se estaba comportando como siempre pero noté la diferencia cuando le dije que no me había hecho demasiados cariñitos como antes, él me  respondió con un “Ángel, tienes novio. Diego es quien debe hacértelos ahora, yo te quiero mucho pero él te ama”.Fue con eso que iniciamos una mini discusión y en mi desesperación por que fuese tan cariñoso conmigo como antes, rompí el trato que había hecho con Diego y le dije a Alejandro que todo era una broma del día de los inocentes.

A él le causó mucha gracia la broma porque admitió haber creído completamente en que mi relación con Diego era real aun así sea a la distancia, tal y como podría ser una relación entre nosotros dos; luego de eso continuamos hablando.

Ya a media noche con Diego desmentimos todo de nuevo mediante una publicación, fue muy divertido ver que muchos habían caído en nuestra broma de Día de los Inocentes, no voy a olvidar nunca ese día por eso. Debo confesar que desde ese día, cuando chateamos Diego y yo nos seguimos diciendo “mi amor” y cosas por el estilo, pero no es nada serio es solo por bromear.

“El vasto y profundo cielo azul se convertía día a día en el testigo de todo el amor que aquellos ángeles se tenían y de toda la felicidad que los embargaba; volaban libres y felices, se sentían frescos como las frutas al amanecer ya que la vida les estaba sonriendo a ambos y era como volver a nacer. Nada ni nadie habían logrado separar sus manos, parecían estar fundidas la una en la otra por medio de esa rosa que había sido la causante de mucho dolor por mucho tiempo para la criatura.

 

Una tarde mientras la criatura convertida en ángel dirigía el vuelo sobre el apacible, imponente y poderoso océano, no notó que frente a ellos una tormenta se aproximaba de una manera veloz y celosa, hasta que ya se había introducido ella y su ángel a las grises nubes estaban entre ellos, los vientos los habían envuelto y sonaban tambores fueran los rayos a su alrededor. Todos estos elementos juntos atacaban a los ángeles de una manera horrible y llena de maldad; hacían que por escasos segundos de una manera repetitiva, sus manos se separaran peligrando que su rosa de amor cayera al vacío perdiéndose y muriendo.

 

Luchaban con toda su fuerza ambos para no separarse, ambos ponían su empeño en no hacer lo que le tormenta envidiosa de verlos juntos quería, usaba toda su potencia para separarlos, dañaba sus alas con la lluvia y trataba de desunir sus manos con su traicionero viento. Estaba a punto de lograrlo porque había conseguido infundir en los dos ángeles un sentimiento muy dañino, un sentimiento que produce el desánimo, un sentimiento que carcome por dentro hasta lo más profundo de los seres evitando que se liberen del yugo de las dudas, un sentimiento podría acabar con su amor dejando caer la rosa… ese sentimiento era el miedo”

Entre el momento en que le revelé la verdad a Alejandro y en el que desmontamos el teatro que habíamos armado con Diego sucedió algo muy… muy serio, demasiado diría yo. Fue mientras hablaba con Alejandro, todo empezó así:

[…]

ÁNGEL: ¿En serio no sentiste ni un poquito de celos de Diego?

ALEJANDRO: No melocotoncito, no me podría sentir celoso ni mal porque tú estés feliz :)

ÁNGEL: Alejandro… te diré algo…

ALEJANDRO: Dime…

ÁNGEL: Yo cuando sepa que tú tienes novio o novia, me pienso alejar de ti.

ALEJANDRO: ¡¿Por qué?! :o

ÁNGEL: No podría soportar seguir con la misma relación que tenemos sabiendo que ya no sientes lo mismo por mí… :/

ALEJANDRO: Noooo… ¿Cómo puedes decirme eso?

ÁNGEL: Alejandro compréndeme yo te amo y no sería capaz de afrontar algo así, me dolería y es lo mejor para los dos, no estaría yo estorbando.

ALEJANDRO: Tú nunca me estorbarías, yo te quiero muchísimo y no quiero que eso pase.

ÁNGEL: Ya te lo dije,¡¡no podría soportar algo así!!

ALEJANDRO: No me digas eso porque no sabes cómo me dolería perderte.

ÁNGEL: A mí también…

ALEJANDRO: ¡Pues no lo hagas!

ÁNGEL: Sería lo mejor para los dos, así tú podrías ser feliz.

ALEJANDRO: ¡¡Nooo!! Yo no podría ser feliz así, perdiéndote a ti no.

ÁNGEL: Lo siento pero las cosas así serian aunque me duelan a mí.

[…]

Ay, ay, ay… decir yo eso generó entre nosotros más discordia y controversia que cualquier cosa que hayan hecho o dicho algún famoso. La plática ese día no terminó como en otras ocasiones, con palabras como “Hablamos mañana lindo chao”, “Te quiero Alejandro”, “Cuídate lindo Angelito” o “Adiós te quiero mucho”, no, esta vez terminó con un “Ya para, no te quiero escuchar más, hablamos mañana chao” por parte de Alejandro.

Me preocupó mucho pensar que Alejandro posiblemente se había enojado conmigo, yo no quería eso pero lo que le había dicho era cierto, yo no podría continuar siendo amigo y teniendo el mismo trato con él sabiendo que tiene novio o novia, sabiendo que ya no le gusto, sabiendo que podemos ser solo amigos y no amigos que nos queremos como el mismo nos había denominado, no; pueda que sea inmadurez de mi parte pero así lo era, esa era mi postura ante un suceso así que, sin nosotros ser algo más que amigos, estaba seguro que pasaría algún día, y ese día me alejaría de él para superarlo y dejar de amarlo de la manera en que lo estaba haciendo.

Esto era lo que Alejandro no entendía del porqué de mis ideas, no era que me disgustaría que él fuera feliz pero me dolería saber que tiene pareja porque yo lo amaba con todo mi corazón. No sé si fui lo suficientemente explícito con lo que pensaba en ese momento porque era una idea muy complicada jejeje.

Tenía la esperanza de que al siguiente día pudiera arreglar mi disyuntiva con Alejandro, comenzamos a chatear en la tarde como siempre, y todo muy agradable y tranquilo hasta que no sé cómo salió el tema de disgusto que tuvimos al día anterior. Era casi lo mismo, yo diciendo que me alejaría de él y explicándoles mis razones y él tratando de persuadirme para que no hiciera eso ya que a él le dolería mucho mi distanciamiento. Nuevamente la plática terminó con un “Ya no quiero escucharte, dejemos el tema ya” por parte de Alejandro.

Me sentía muy mal porque sabía que este tema le estaba siendo muy dañino a Alejandro, yo sabía que él me quería y le dolería mi separación por todo lo que habíamos vivido juntos así sea a la distancia, pero también sabía que sería lo mejor cuando llegase el día en que encontrase a alguien especial para él y se convirtiesen en pareja, yo no podría estar en medio de una relación y haciendo estorbo, como lo dije antes.

Los días pasaban y como siempre empezábamos hablando muy tranquilos y cariñosos y terminábamos con el tema de discordia ambos disgustados con el otro, yo podía sentir la gran tensión que existía entre nosotros¡Era horrible! Esta situación que yo mismo había creado por mis ideas ya no estaba gustando para nada, me sentía como la peor de las personas por estarle haciendo daño a alguien que me había hecho tan feliz y cambiado mi vida en esos meses, no era justo para Alejandro que siempre había sido tan lindo conmigo y demostrado mucho cariño.

Lo que más recuerdo fue la conversación que tuvimos la noche domingo 06 de enero de este año, yo estaba tratando de cualquier forma calmar la situación entre nosotros, comenzamos así:

ÁNGEL: Hola Alejandro :)

ALEJANDRO: Hola.

ÁNGEL: ¿Cómo has estado?

ALEJANDRO: Bien.

ÁNGEL: Me alegra :D

ALEJANDRO: Ok

Alejandro nunca me saludaba de esa forma, como les dije antes, siempre me saludaba diciéndome junto con el “Hola” un “Angelito” “Loquito” “Lindo” o todas las anteriores; esto no estaba bien, estaba más tenso como los días anteriores.

ÁNGEL: Alejandro ¿Por qué estás así conmigo?

ALEJANDRO: ¿Cómo?

ÁNGEL: Puedo sentir mucha tensión en ti.

ALEJANDRO: ¿Cómo quieres que esté sabiendo que en cualquier momento te me puedes ir de mi lado? :(

ÁNGEL: Compréndeme y dejemos ya ese tema.

ALEJANDRO: No, no dejaremos el tema hasta que te salga esa tonta idea de la cabeza ¿Acaso no entiendes que me dolería mucho que te fueras de mi lado?

Al ver que no quería dejar el tema me sentí como encerrado en un callejón sin salida y que alguien venia por mí para hacerme daño. Me estaba empezando a doler demasiado esta situación ya y necesitaba ponerle un alto.

ÁNGEL: Sí te entiendo pero sería lo mejor para ambos. Entiéndeme tú a mí también.

ALEJANDRO: ¿O sea que si quiero amar a alguien implicaría que te perdería a ti?

ÁNGEL: No lo veas de esa forma porque no es así.

ALEJANDRO: ¡¿Entonces cómo es?! ¡Explícame!

ÁNGEL: Por favor Alejandro, deja ya el tema :’(

ALEJANDRO: ¡Qué no!

ÁNGEL: Dejemos de estar pensando en cuestiones futuras y vivamos el presente.

ALEJANDRO: ¡No! ¡¿Cómo puedes ser tan egoísta y no pensar en lo que sufriré yo con tu partida?!

ÁNGEL: ¿Egoísta yo?

ALEJANDRO: Sí, lo eres.

ÁNGEL: Para tu información gran tonto yo me alejaría de ti por el bien de ambos, no es algo que yo quiera y ¡yo no soy ningún egoísta!

ALEJANDRO: ¡Entonces sácate esa idea ridícula y pendeja de tu cabeza!¿Qué no ves que sufriré mucho?

ÁNGEL: ¡Yo también sufriré mucho muchísimo! y las cosas serán así por nuestro bien, ya te lo dije mil veces.

ALEJANDRO: Si de verdad me amaras ¿Para qué alejarte de mí el día en que tuviese a alguien conmigo como pareja?Yo no me alejé de ti cuando empezaste tu supuesto noviazgo con Diego porque supuse que serías muy feliz.

ÁNGEL: Es que no soportaría saber que alguien más está a tu lado, me dolería porque alguien más tendría lo que yo más quiero que eres tú idiota.

ALEJANDRO: Definitivamente pensamos muy diferente.

ÁNGEL: Muuuuuydiferente :/

[…]

ALEJANDRO: Yo sé que no soportarías alejarte de mí… me quieres demasiado y sufrirías mucho.

ÁNGEL: No te hagas el irresistible, sí sufriría pero con todo lo que me ha pasado antes con Rodrigo ya estoy acostumbrado.

ALEJANDRO: ¡Yo ya no quiero que sufras pero eres tan tonto que te estás obligando a hacerlo!

ÁNGEL: Te lo voy a repetir una vez más yo me voy a alejar de ti el día que sepa que ya tienes pareja, me dolerá porque te amo y estarás con alguien más y porque me alejaré de ti pero sería lo mejor para ambos estar tranquilos y dejemos ya de estar hablando esta pendejada.

ALEJANDRO: ¿Sabes qué?

ÁNGEL: ¿Qué?

ALEJANDRO: Vete, has lo que quieras que yo no te voy a estar deteniendo para que no lo hagas… yo ya me harté de estar tratando de sacar esa tu idea tan ridícula en todos estos días, eres un egoísta y solo piensas en tu dolor y no en el mío.

ÁNGEL: Vuelves a decirme lo mismo, ya me está cansando todo esto.

ALEJANDRO: ¡Pues deja la maldita idea esa que tienes!

ÁNGEL: Noooo

ÁLEJANDRO: Ya Ángel… no quiero seguir peleando, no me gusta hacerlo y mucho menos contigo.

Dios mío… hasta a mí me costaba creerlo pero acabábamos de pelear y muy fuerte, los otros días habían sido simples discusiones pero no llegábamos a palabras tan fuertes como lo habíamos hecho ese día. Me sentía fatal por eso, le estaba afectando con mis idioteces. Aunque muchas palabras que nos dijimos parezcan muy repetitivas pues así lo fueron, nos estábamos ahogando en el mismo vaso de agua y con la misma agua.

ÁNGEL: Acabamos de pelear… que mal :(

ALEJANDRO: Ya no quiero escucharte…

ÁNGEL: Alejandro ya dejemos esto por favor.

En ese momento ocurrió algo que me hizo sufrir mucho, debajo de este mi último mensaje apareció la frase “Visto a las 21:02”, pasaron cinco minutos y no me respondía, le volví a escribir con un nudo en la garganta enorme a punto de llorar.

ÁNGEL: Alejandro yo te quiero y no me gusta que hayamos peleado.

Nuevamente, “Visto a las 21:10” y sin respuesta de su parte, luego otro y otro y otro y muchos más y no obtenía respuestas… me estaba ignorando. Me embargué de tristeza por lo que nos estaba ocurriendo, era horrible la tensión que se sentía entre nosotros. Se preguntaran ustedes ahora ¿Por qué no arreglábamos todo este problema volviéndonos novios? La respuesta es sencilla y la expliqué en el capítulo anterior, Alejandro no estaba dispuesto a tener una relación a distancia porque conocía las dificultades que estas traen y no era lo que él necesitaba en su vida, de la misma manera yo no necesitaba una relación así pero estaba dispuesto a tomar riesgos por él e iniciarla; entonces en una disyuntiva como la nuestra era mejor ser solo amigos que nos queríamos demasiado. Finalmente me respondió.

[…]

ÁNGEL: ¿Ahora me ignoras?

ALEJANDRO: Es que no quiero escucharte más, mejor hablemos otro día chao.

Después de esto se desconectó abruptamente y no dejo que le respondiera… todo esto estaba muy mal.

“La tormenta se encontraba gozosa de estar logrando lo que se había propuesto desde que vio a lo lejos a esa pareja de ángeles volar felices, los estaba separando con sus ventiscas y lastimando con los potentes rayos y su fría lluvia. Los ángeles estaban llenos de temores los cuales la tormenta les había infundido y encargado de acrecentar a lo largo del tiempo que los había atrapado.

 

A punto de ser vencidos los ángeles se encontraban, la criatura se sentía culpable por haber sido ella la que había hecho que entraran a esa tempestad, quería encontrar la forma para salir pero el miedo la había cegado; se miraban a los ojos y podían ver por medio de estos dicho sentir que se había perpetuado sus almas, serian vencidos en cualquier momento pero… el ángel salvador que era el más valiente al ver la debilidad de su amado extendió sus alas completamente, sacó todas sus fuerzas y las curó de los daños, trajo hacia sí a la criatura convertida y la abrazó con firmeza tomando el solo a la rosa.

 

La criatura solo se dejó abrazar y llevar por lo que haría su ángel, este último con todas sus fuerzas movió sus alas entre la tempestad, rompiendo los fuertes vientos, evadiendo los electrizantes rayos e ignorando la lluvia… se empezó a mover entre las renegridas nubes con su amado entre los brazos como lo hace un pez en el agua, con mucho afán por librarse de la tormenta, no quería que la criatura volviera a sufrir.

 

Luego de ese recorrido en el interior de la tempestad, logró ver como una luz se encontraba al final de la dirección en que iba… no perdió en ningún momento su fuerza y alcanzó a esa luz y con esta la liberación de ambos de la cruel y despótica tempestad…”

Ya estaba tocando fondo con toda mi situación con Alejandro, no me gustaba para nada como estaba nuestra relación, todo esto lo único que causaría era que nuestra amistad se acabara y de muy mala forma. Me sentía con la obligación de poner un alto a todo esto porque yo era quien lo había provocado, en pocas palabras, yo lo provoqué y yo lo tengo que arreglar.

Al día siguiente del que habíamos peleado muy fuerte, fue un día muy ocupado para mí porque tuve que hacer unos trámites legales con respecto a mí ya mayoría de edad en mi país. Solamente pude platicar un momento con Alejandro en la tarde, el cual no fue suficiente para arreglar el problema; tenía la esperanza de lograrlo ya que en ese mínimo tiempo que conversamos no peleamos ni nada, estuvo todo muy tranquilo, por lo tanto tendría que esperar a la noche para poner fin a toda esta serie de encontronazos que habíamos tenido.

Vale recalcar que Alejandro como yo posee dos cuentas, una habitual para todos los amigos y conocidos de nuestro entorno como una para los amigos de todorelatos, por la confianza que nos teníamos agregados en ambas. Llegada ya la noche, como a las 7:00 pm me conecté a mi cuenta habitual  vi que Alejandro también lo estaba, era el momento de iniciar la operación “Alejandro”.

ÁNGEL: Hola…

ALEJANDRO: Ven…

ÁNGEL: ¿Qué? o.O

Me quedé desubicado ante su respuesta a mi saludo, no sabía si estaba bien o si estaba mal.

ALEJANDRO: Ven Ángel, te quiero abrazar y consentir.

ÁNGEL: Ok… ya estoy frente a ti.

ALEJANDRO: Me acerco y te envuelvo entre mis brazos con mucha fuerza para curarte de todos los disgustos que te hice pasar anoche.

ÁNGEL: No… soy yo el culpable de todo esto y no quiero que sigamos peleando por eso…

ALEJANDRO: Ya Angelito shhh tranquilo, no hables… solo quiero abrazarte…

ÁNGEL: Ok… te quiero Alejandro.

ALEJANDRO: Yo también melocotoncito. Esta noche quiero estar contigo…

ÁNGEL: Yo también.

ALEJANDRO: Te quiero comer a besos :* :* :*

ÁNGEL: Me encantan tus besos :3

ALEJANDRO: Espera, me quitaré la ropa…

ÁNGEL: O.O Ok…

ALEJANDRO: Ya, mira mi cuerpo es todo para ti hoy.

ÁNGEL: Me gusta mucho, mucho.

ALEJANDRO: Ven te como a besos :* :* :* mientras te quito la ropa.

ÁNGEL: ¿Qué me vas a hacer?

ALEJANDRO: Te haré el amor Angelito.

Yo al leer eso me quedé impresionado, muy contento y a la vez me excitó muchísimo la idea que tendríamos finalmente la conversación caliente que nos habían interrumpido en dos ocasiones ya, pero ni seria solamente eso, sería hacer el amor y reconciliarnos.

ÁNGEL: Ok :3

ALEJANDRO: No paro de besarte y besarte esos labios lindos. Ahora te beso esos cachetotes rosas que tanto me gustan, bajo por tu cuello y me detengo a besarte las tetillas deliciosas… ¿Te gusta?

ÁNGEL: Síii… sigue.

ALEJANDRO: Bajo de tus tetillas a tu barriguita, la beso… suavemente lindo.

ÁNGEL: Sigue guapo.

ALEJANDRO: De tu barriguita veo tu paquetito en esos bóxer… veo que está contento tu amiguito jejeje

ÁNGEL: Jejeje es tu culpa por lo que me estás haciendo.

ALEJANDRO: Te los bajo… y… ¿Qué es esto tan lindo que tienes entre tus piernas? :3

ÁNGEL: Jejeje mi pene 3:)

ALEJANDRO: Lo quiero mamar.

ÁNGEL: Hazlo…

ALEJANDRO: Me acerco a él y me lo meto a la boca… mmmm… delicioso…

ÁNGEL: Ah… ah… ah… que bien lo haces…

ALEJANDRO: Lo mamo frenéticamente, sí que sabe bien tu pene Angelito.

ÁNGEL: Ah... ah... sí... sigue.

ALEJANDRO: Acomodémonos… hagamos un 69, quiero que me la mames.

ÁNGEL: Ok… dame tu pene.

ALEJANDRO: Toma, son más de 17 cm para ti Angelito.

ÁNGEL: Que rico sabe… mmm… me da arcadas… pero me gusta 3:)

ALEJANDRO: Aaah… aaah... que boquita la que tienes, lo haces muy bien.

ÁNGEL: Tú igual. Ahora paso mi lengua por todo tu glande y lo saboreo

Realmente me estaba encantando lo que estábamos conversando, estaba excitadísimo que ya me había comenzado a masturbar imaginando que Alejandro estaba ahí conmigo jejeje. Estuvimos en lo mismo hasta que…

[…]

ALEJANDRO: Para ya no la mames que me voy a correr y no quiero acabar todavía. Levántate y ponte en cuatro.

ÁNGEL: Ok… ¿Qué me harás?

ALEJANDRO: Te quiero comer ese culito… me acerco a ti y pongo mi boca entre esas nalgas preciosas.

ÁNGEL: Dale…

ALEJANDRO: Paso mi lengüita por tu orificio… mmmm… sí que sabe rico.

ÁNGEL: Mmmm… mmmm… mmmm… ah… ah… ah… mmmm…

ALEJANDRO: Me encanta que gimas de placer, no dejaré que lo dejes de hacer te seguiré comiendo ese anito lindo. No sabes cómo me gustas Ángel.

ÁNGEL: Mmmm… sí… mmmm… ah… ah… ah…

ALEJANDRO: Angelito te puedo meter un dedito.

ÁNGEL: Si…

ALEJANDRO: Ahí va mi dedito… está muy apretadito acá jejeje

ÁNGEL: Jejeje ¿te gusta?

ALEJANDRO: Claro que sí. Te quiero mucho…

¡Wow! Estaba a morir por la excitación de lo que conversábamos, mi imaginación estaba a mil haciéndome en la mente la imagen de lo que estábamos diciendo…

[…]

ALEJANDRO: Angelito lindo… puedo…

ÁNGEL: ¿Qué?

ALEJANDRO: ¿Metértela? ¿Puedo penetrarte? Quiero hacerte el amor…

ÁNGEL: Claro que sí… pero hazlo con cuidado, recuerda soy virgen jejeje.

ALEJANDRO: Ok… quédate así en cuatro, me pondré un condón.

ÁNGEL: Está bien guapo.

ALEJANDRO: Ya está, estoy detrás de ti y pongo mi pene en tu entradita.

ÁNGEL: Sí… estoy esperando por ese tu amiguito.

ALEJANDRO: Meto ya la cabecita… que rico está Ángel… me gustas loquito.

ÁNGEL: Mmmm… vamos, no pares… tú también me gustas, te amo.

ALEJANDRO: La meto más… mmmm… ah… ah… que rico.

ÁNGEL: Ah… duele un poquito…

ALEJANDRO: Tranquilo… ya pasará y te va a gustar… ah… ah… lo metí todo…

ÁNGEL: Duele… duele… mmmm...

ALEJANDRO: Ya pasará… mira que tienes 17,5 cm dentro tuyo y se siente rico 3:)

ÁNGEL: Sí… ya lo empiezo a sentir… me empieza a gustar este dolorcito.

ALEJANDRO: Ahora empiezo a moverme dentro de ti, lentamente… qué rico estás Angelito lindo. Te quiero te quiero mucho, mucho.

ÁNGEL: Ah… ah… sigue mi anito es para ti.

ALEJANDRO: Qué rico culito Angelito.

ÁNGEL: Ah… ah… ah… sigue soy todo tuyo… que rico pene Alejandro me encanta… ah… ah… sigue taladrándome… me muevo para facilitarte la follada… ah...

ALEJANDRO: Qué malito eres angelito ya se te cayeron las alitas… cállate Angelito y limítate a disfrutar.

ÁNGEL: Ok Alejandro… no pares… ah… ah…

ALEJANDRO: ¡Wow! Mira cómo te cabalgueteo… ooh que ricote lo tienes Ángel…

ÁNGEL: Ah… ah… me encantas Alejandro no pares ¿Te gusta mi culito?

ALEJANDRO: Sabes que sí tonto… mira como estas sudando lindo, me encanta cuando sudas.

ÁNGEL: Ah… ah… me encanta tu pene…

ALEJANDRO: Ah… ah… no paro con mis embestidas, meto mi pene con fuerza… mientras te pego más a mi cuerpo sudado, ahora saco mi pene… acuéstate angelito y abre las piernas, haremos otra posición.

ÁNGEL: Ok… ya estoy acostado.

ALEJANDRO: Te la meto completa nuevamente a tu rico anito mientras tomo tu pene y masturbo con frenesí… quiero que mueras de placer lindo.

ÁNGEL: Hago presión con mi anito en tu pene…

ALEJANDRO: Qué ricooooooo… eres fenomenal, de otro mundo mi Angelito. Te doy con todas mis fuerzas por ese delicioso orificio.

Yo estaba a explotar de la excitación en ese momento, tenía una erección monumental y me masturbaba imaginando todo eso… lo alternaba con algunos toques a mi ano… algo que nunca había hecho y me estaba enloqueciendo de pensar que mi amado Alejandro me lo estaba haciendo.

[…]

ÁNGEL: ¡Me corro! ¡Me corro! Aaaahhh…

ALEJANDRO: Te doy más duro por ese tu lindo anito y te masturbo con más fuerza Angelito, quiero que botes todo lo que tengas…

ÁNGEL: AAAAAAAAH…. ME CORROOOOOOOOOOOO… AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH… ME CORRÍ…

Justo en ese momento en mi vida real, estando en mi habitación y corrí impresionantemente jejeje.

ALEJANDRO: Mira cuanto botaste… te llenaste toda la barriga jajaja. Ok ahora mastúrbame tú a mí, quiero acabar ya Ángel.

ÁNGEL: Ok… siéntate en la cama y te masturbo.

ALEJANDRO: Ok… me quitaré el preservativo.

ÁNGEL: Tomo con mi mano tu pene de su punta y bajo lentamente, ahora subo y bajo aumentando la velocidad…

ALEJANDRO: Sí… Angelito… me gustas mucho te quiero lindo. No pares que siento que me correré luego ah… ah… pfff… te quiero… 

ÁNGEL: Te masturbo con frenesí alternando con lametones a tu delicioso pene, lo masturbo con fuerza para que te corras ya guapo… te amo…

ALEJANDRO: Pfffff… arrrrgghh… que rico ME CORROOOOOOOOO… aaaaaaaaaaaaahh… pffffff… ME CORRÍIIIIII… Aaaaaaaaaaahhh…

ÁNGEL: ¡Wow! Botaste muchísimo semen Alejandro jejeje…

ALEJANDRO: Sí…

ÁNGEL: Jejeje estuvo muy rico todo.

ALEJANDRO: Sí Angelito… ven acostémonos y abracémonos. No me importa que estés lleno de semen, quiero abrazarte.

ÁNGEL: Ok abrázame.

ALEJANDRO: Ven lindo, te abrazo con todas mis fuerzas para que nadie te haga daño :3

ÁNGEL: Te quiero Alejandro :3

ALEJANDRO: Ángel… yo…

ÁNGEL: ¿Tú qué? o.O

ALEJANDRO: Yo… te…

ÁNGEL: ¿Qué? o.O

ALEJANDRO: Te amo…

Al leer yo esto último me quedé impactado por la alegría de lo que me había dicho, ya que nunca me lo había hecho. Siempre me decía te quiero y otras cosas similares pero nunca “te amo” ya que para él, como a muchos, estas le resultaban las más difíciles de decírselas a alguien y ahora me las estaba diciendo a mí… ¡A mí! La alegría embargó mi corazón y me sentí tan bien de que finalmente el amor había llegado a mi vida y ese era Alejandro… mi amado Alejandro.

***

Bueno mis queridos amigos hasta acá queda el cuarto capítulo de la historia de mi vida, este fue el penúltimo, esperen muy pronto el final de mi historia. Muchas gracias por haberlo leído, coméntenlo y valórenlo por favor con sus opiniones y/o recomendaciones. Pueden hacerme llegar sus opiniones mediante mi correo electrónico angredstar@gmail.com, con mucho gusto les contestaré cualquier duda y aceptare cualquier sugerencia.

Saludos y bendiciones desde el pulgarcito de América, El Salvador.

Atte. Ángelo S. Mebarak.



© Mebarak

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Mebarak
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)